domingo, 5 de octubre de 2008

Belo Horizonte -- III


Mencioné mi deporte favorito: “people watching.” Debe ser algo como curiosidad “profesional” intrínseca en los psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales....?
En todo caso, me llamó la atención que no percibí a la gente vestida con ropa que mostrara las “marcas” de los manufacturadores. O sea que no parecía existir la competencia frecuente en Panamá de “Yo tengo más que tú...”
Pero, me imagino que la homologación se logra por algo muy biológico. Me comentaron que la población es básicamente descendiente de emigrantes europeos. Son, en su mayoría, gente muy bien parecida – tal vez menos italianizados que los argentinos – pero cualquier trapo que se pongan encima se les luce de manera positiva.
Y, en los malls que visité, que no fueron muchos, encontré poco público y poco lujo entre los compradores.
Sí observé que los jóvenes son muy amigos de caminar como deporte ... tal vez porque los gimnasios parecen ser más escasos en Panamá y, tal vez, caros para ellos.
Y, al contrario de lo que se observa en USA, vi muy pocos casos de obesidad en cualquiera edad.
De paso, no vi ningún letrero alusivo a la campaña contra el VIH/SIDA.....
Creo que como dijo mi compañero de avión, Rolf, tal vez sea producto del espíritu de aldea más que de urbe..... Y yo prefiero las aldeas...
De paso, el de la foto, obviamente, no soy yo... aunque sí estaba haciendo ejercicios en el gimnasio del hotel -- bicicleta fija y people watching...

2 comentarios:

ramsésGIOVANNI dijo...

Dos cosas:
1. Parece que te está viendo por el reflejo en el vidrio.
2. Le falta más nalguitas.

Abrazos.

alejandro canton dijo...

¿Ves? Eso es lo que es el "people watching." Divertido ¿no?
A.d.o.