viernes, 10 de octubre de 2008

Día Nacional de "Salir del Closet" -- USA


El 11 de Octubre las organizaciones LGAT de USA -- recuerden que yo prefiero hablar de "ambisexualidad" en lugar de "bisexualidad" -- celebran el National Coming Out Day, o sea el Día Nacional de Salir del Closet.
En el blog de Álvaro hubo un análisis muy certero sobre el tema a nivel laboral, titulándose "El Closet Laboral", en el cual se señala que este closet laboral es más importante que el homónimo social en general.
Y, en The Advocate http://www.advocate.com/exclusive_detail_ektid63152.asp hay una serie de testimonios, como el del actor David Moretti, cuya foto aparece en esta entrada.
Realmente, me pregunto qué tan importante es "anunciarse" públicamente como homosexual. Tal vez es distinto "anunciarse" a "no negarlo" si se pregunta.
En fin, en el país del norte hay muchas leyes que se están promulgando para evitar la discriminación por género y/u orientación sexual. Tal vez eso les facilite a los que decidan "salir del closet" que se les tolere y tal vez acepte.
Tal vez recuerden que en la Parte I del blog, cuando se llamaba "Guía...." mencioné que un compañero del Coro me tituló "gay honorario." Y escribirlo en el blog me imagino que aceptarlo podría tomarse como una especie de "coming out" virtual, porque estoy seguro de que a pocas personas les caería en gracia que les endilgaran un título similar.
No sé cuánto se aplicará a Panamá, pero no me imagino una campaña de salir del closet en nuestro medio. Por lo menos no en estos tiempos....
¿Comentarios?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Los Angeles, 9 de febrero. La homosexualidad volvió al primer plano del deporte estadunidense después de que el británico John Amaechi, quien jugó en el baloncesto de la NBA por cinco temporadas, declaró que es gay.

Amaechi, de 36 años, es el primer profesional de esa liga en admitir sus preferencias sexuales.

El estelar clavadista Greg Louganis, doble campeón olímpico en Los Angeles en 1984, fue el primer deportista que posó desnudo para Play Girl en 1987 y en 1994 se convirtió en un pionero del mundo del deporte al reconocer que era gay.

Amaechi jugó para la Universidad de Penn State y militó en Magic de Orlando, Jazz de Utah y Cavaliers de Cleveland en la NBA antes de retirarse en 2003.

El jugador escribió un libro que saldrá a la luz el 14 de febrero: El hombre en el centro, en el que revela su vida mientras jugaba en la liga profesional del baloncesto.

Su homosexualidad se rumoró por mucho tiempo, al igual que con Louganis, quien sólo lo admitió años después.

Amaechi, jugador con sangre nigeriana y británica, es el sexto profesional en la historia del deporte estadunidense en reconocer su homosexualidad.

El running back de futbol americano David Kopay "salió del armario" en 1977, mientras el lineman Roy Simmons y el defensivo Esera Tuaolo lo aceptaron recientemente.

En beisbol, Glenn Burke, jardinero de Dodgers de Los Angeles y de Oakland en la década de los 70, lo admitió y Billy Bean, versátil jugador en los 80 y 90, también reveló su situación de gay.

Asimismo, el árbitro de Grandes Ligas Dave Pallone también hizo pública su homosexualidad.

Una encuesta de Sport Illustrated reveló que 78 por ciento de las personas consultadas está de acuerdo en que haya homosexuales en los equipos profesionales de deportes, mientras 22 por ciento se mostró reacio a admitirlos.

En su libro, Amaechi, quien creció junto a su madre soltera en Inglaterra, habla sobre sus relaciones con sus compañeros y entrenadores, y narra cómo comenzó a frecuentar clubes de gays en Salt Lake City y otras ciudades.

"Esos conservadores gruñones que continúan insistiendo en que la vida de un gay es solitaria e infeliz obviamente nunca conocieron a mis amigos", escribió Amaechi en su libro.

En 2002, en una entrevista con el periódico escocés The Scotsman, Amaechi afirmó: "En nuestra liga no están presentes las minorías. No hay hispanos, no hay asiáticos ni gays

ramsésGIOVANNI dijo...

En relación a esta entrada me permito hacer algunos comentarios:

Si bien es cierto que en Estados Unidos, hay leyes que de alguna manera puedan hacer sentir a un homosexual más protegido, no necesariamente quiere decir que sea un ambiente menos homofóbico que Panamá. Estados Unidos no sólo es San Francisco...

Mi decisión, cuando trabajaba en el gobierno y ahora que trabajo para la empresa privada, ha sido la de no esconder mi preferencia sexual, y no se trata de llevar un letrero, sino anunciarlo progresivamente, en los momentos adecuados y dependiendo de las circunstancias.

Con esto, no quiero decir que todos los homosexuales deben hacer lo mismo, es decisión de cada uno, en mi caso me hace sentir mejor; primero, porque me siento cómodo al no tener que mentir o esconder algo, y segundo, siento que aporto mi grano de arena, para que la gente abra su mente ante la situación.

alejandro canton dijo...

Definitivamente que la gente en el mundo ví va cambiando lentamente. Y, las afirmaciones de Amaechi en 1992 estaban equivocadas, como vemos por sus comentarios y ejemplo personal hoy día.
Pero, siempre me transporto a nuestro país, y me pregunto si estamos tan lejos de lo mismo. En ocasiones me parece que no, porque ya hay gente profesional y seria que no niega su orientación sexual, que no es lo mismo que andarla restregando en la cara de los demás.
Magníficos comentarios.
A.d.o.

alejandro canton dijo...

Ramsés, lo que dices es muy cierto. Las leyes no cambian las opiniones básicas de la gente; apenas son un catalizador para algunas personas inteligentes.
Tu proceder me parece muy honesto contigo mismo y con la sociedad. Y creo que, si fuera el caso,hasta lo aplicaría a mí.
A.d.o.

Anónimo dijo...

Tim Hardaway se disculpa por segunda vez


La polémica desatada por las declaraciones de Tim Hardaway, ex-jugador del Miami Heat y de los Golden State’s Warriors en la NBA, en una radio hace una semana, en donde se pronunció en contra de los homosexuales, aún no tiene fin. Hoy, Hardaway admitió que era como si realmente hubiese matado a alguien, y que nunca se imaginó que esto pudiese llegar tan lejos. Reconoció que había cometido un grave error al expresarse en los siguientes términos en la radio la semana pasada:

Usted sabe, odio a la gente homosexual, y es algo que debe ser conocido. No me gustan las personas homosexuales, ni estar cerca de ellos. Soy homófobo. No me gustan y no deberían estar en el mundo ni en Estados Unidos.

Sin embargo, poco después Hardaway habló del asunto en otra radio, en el cual pidió disculpas al público, pero ya era demasiado tarde. La NBA decidió retirarlo inmediatamente de los All-Star Weekend, ya que iba contra la filosofía de la compañía de basquetbol más grande del mundo. Asimismo, Hardaway recibió quejas de organizaciones de homosexuales y lesbianas.

Además, Hardaway declaró que se sentía realmente mal, y que al menos ha perdido uno de los contratos comerciales que tiene firmado; asimismo, ordenó que su nombre sea retirado de los anuncios que tiene para promocionar un negocio de lavado de automóviles que posee en Miami, con el fin de garantizar la seguridad de sus empleados.

alejandro canton dijo...

Tal vez lo que más me preocupe en este caso es el "castigo por disentir."
Si Hardaway tiene un sentimiento en contra de los homosexuales, es su derecho, y aún el de expresarlo.... Y si, encima, teme por la vida de sus familiares por haber dicho lo que dijo, no deja de tener razón... En USA matan a los disidentes -- pro-aborto contra no-aborto, por ejemplo.
En fin, el Humanismo respeta las diferencias de opiniones. Lo contrario es equivalente a estar todos en el mismo nivel de cerebro primitivo.
A.d.o.