lunes, 6 de octubre de 2008

Tips para la armonía conyugal gay -- II

-“No sé... porque tengo dos días que no le hablo.”-
Éste es un comentario muy frecuente luego de una desavenencia.
Lo siento, pero creo que refleja la actitud más destructiva en una relación de pareja. Simplemente porque al poner una barrera de silencio se impide crecer luego de analizar las posibles faltas de cada miembro del binomio conyugal..
He escuchado con frecuencia aquello de que “de repente viene la reconciliación... y qué agradable...”
A la larga es un ciclo repetitivo de violencia conyugal “disimulada.” Y, en algún momento hará crisis y el silencio se hará permanente al terminarse la relación.
Recomendación: Nunca dormirse sin decirse, por lo menos “buenas noches.”

No hay comentarios: