martes, 25 de noviembre de 2008

Hasta luego, Eduardo....

Cuando los recuerdo, me viene a la mente la imagen de las Twin Towers de New York.
Eduardo y Dl. eran amigos y llegaron a mi consulta juntos hace más de 25 años.....
Me acabo de enterar de que Eduardo partió trágicamente, injustamente, en estos días.
Nunca olvidaré su sonrisa amplia, dentadura perfecta y suavidad de comunicación. Y su estatura tenía el tamaño de la seguridad que adquirió con los años y la auto-estima que emanaba la última vez que lo ví hace casi un año.
Bueno, Eduardo, estoy seguro de que Normita te habrá dado la bienvenida, al igual que Emita y algunos de los compañeros que partieron antes por diversos motivos.
Quiero creer que partiste porque tu misión entre nosotros ya terminó.
Me uno al grupito de tus amigos en recordarte siempre.
Y no olvidaré el primer encuentro social que tuvimos en todas las terapias de grupo, cuando fuímos al campamento del YMCA con Arl., Ito, Dl., Robertito, creo que y yo... Todos ahora gente responsable, importante, respetables y queridos en la sociedad, de los cuales me siento muy orgulloso.
T.Q.M.
Alex

2 comentarios:

omrga dijo...

Creo en la muerte en vida y que la vida se consigue cuando logramos hacer algo valioso que nos permita cuando nos transformemos en otra materia, dejar un recuerdo positivo en los seres que un dia nos acompañaron.

alejandro canton dijo...

En efecto, cae muy bien dejar un recuerdo positivo.
A.d.o.