martes, 25 de noviembre de 2008

"Invisibilidad laboral y el gay"


En las terapias había muchos muchachos que manifestaban una queja bastante en común:
“No me toman en cuenta en los eventos sociales de la oficina....”
“No me dan el reconocimiento que me merezco...”
Todos tenían un elemento, aunque fuese mínimo, de fobia social, y estaban batallando contra ella, en algunos casos con colaboración psicofarmacológica.
Pero, sí pudimos observar que en la gran mayoría de los casos había una convicción previa de que “no valían lo mismo que los demás compañeros” y, sin darse cuenta, iban poco a poco rechazando las interacciones sociales-laborales.
Al final, sí había cierta marginación por parte del grupo laboral, pero en lugar de mirar hacia adentro y ver cuál había sido su participación, los muchachos fácilmente le endilgaban toda la responsabilidad al círculo laboral.
Naturalmente, no se puede generalizar, pero sí hay que estar pendiente, porque si uno no tiene cuidado, sí se puede tornar en un ser “laboralmente invisible.” Y esto le hace mucho daño a la salud mental tanto del individuo como del entorno.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Alex:

Según mi experiencia laboral, nunca he sentido que me han menospreciado por mi condición, claro por mi edad y por el no haberme casado he escuchado comentarios suspicaces, los cuales he podido contestar no siempre cortésmente, dependiendo de la persona de que viene, con un: ¿No tienes suficientes problemas o necesitas una vida o que te importa?, tampoco siento que he tenido que sobre-esforzarme, he pasado por muchos puestos y experiencias laborales diversas, siempre en ascenso por que debo decir la verdad sin dejar de ser humilde, siempre busco ser mejor y me esfuerzo al máximo, y siempre doy mas de lo que mi jefe espera, pero no por el el o la empresa si no por mi, porque me gusta los retos, no me gusta que manden así que hago las cosas antes de que lo hagan, pero tambien me gusta aprender , he trado de lidiar un poco con ese aspecto porque me ha traido problemas por el hecho de que no me gusta recibir ordenes, pero siento que soy eficiente, claro me falta mas y en eso ando, pero logro destacar, pero por lo que soy como persona, y aunque sospechen eso no ha afectado, además de que siempre me hago respetar, por las buenas y el que quiera por las malas también. Creo que es importante y eso lo aprendi en el grupo querese mucho a uno mismo, y ser 1 2 3 primero, tambien hay que considerar que a veces uno mismo se margina, por no estar contento del todo con uno mismo ni de lo que vive, Besos y un gran abrazo amigo.
ADO

alejandro canton dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alejandro canton dijo...

Anónimo:
Has dado un excelente ejemplo de cómo debe una persona gay desempeñarse psico-socialmente en el ámbito laboral. Pero, si lo vemos bien, ésto se aplica a cualquier trabajador, independientemente de su orientación sexual ... si aprende a aceptarla.
A.d.o.

Viajero dijo...

Este tema me ha hecho recordar uno de los primeros ejemplo que aparecen en el libro EL SECRETO, donde un hombre gay "atraia" cosas malas (comentarios, situaciones, etc.) y que, al pensar positivamente, empezo a hacer cambios. El libro lo explica desde una perspectiva metafisica pero igual es valido en el plano de salud mental.

alejandro canton dijo...

Sí, Viajero, hay que aprender a no "boicotearse"...
A.d.o.

Anónimo dijo...

LONDRES, England, nov. 23 (UPI)

Así como la cantante Beyoncé señaló transformarse en Sasha Fierce cuando está sobre el escenario, el ex Beatle Paul McCartney también aseguró tener un alter ego que lo ayuda a desenvolverse frente al micrófono.

Lo bizarro, es que al igual que Beyoncé, su alter ego también es una mujer, bautizada por McCartney con el nombre de Gladys Jenkins.
Según el músico, transformarse en Jenkins lo hace superar sus miedos, nervios e inhibiciones.

Decidí ir de incógnito para hacer lo que se me antoje. De esa forma, cuando me planto frente al micrófono, no pienso que soy Paul McCartney. Me digo a mí mismo, 'Bueno, ahora vas a ser Gladys Jenkins ', señaló el intérprete británico.

McCartney aclaró que con cada disco es un nuevo personaje, y Jenkins corresponde al de su próximo material Electric Argument.