lunes, 3 de noviembre de 2008

¡Ojo! ¡No mendigar afecto!


He estado revisando en el internet una buena cantidad de sitios en los que se dan recomendaciones para lidiar con la condición de "estar solo......" -- un tema relativamente nuevo en mi esfera personal.

Aparentemente, las mujeres hacen redes de apoyo con más facilidad, especialmente alrededor de actividades religiosas. Los varones se meten en su "cueva".

Se lee mucho sobre la necesidad de recibir afecto "adicional" al del grupo familiar.

Y puedo identificarme mucho con esto último. Pero hay que tener cuidado de no convertirse en un "mendigo de afecto."

Y aquí tienen razón los comentaristas como Alex,Ramsés, El Venezolano, G10 y otros que me han insistido en que uno tiene que aprender a tenerse a sí mismo. Ito lo resume como "aprender a estar solo sin sentirse solo."

Pero, si viene algo de afecto de afuera, de manera espontánea, pues a aceptarlo y disfrutarlo sanamente.....

¿Suena realista?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Doc. a que edad usted inicio a ser novio de su esposa y a que edad se caso?

El Venezolano

alejandro canton dijo...

El noviazgo duró menos de 9 meses y me casé a los 24 años.
A.d.o.

omega dijo...

Este tema lo siento como propio creo que he caido en esto.

alejandro canton dijo...

Omega, todos hemos caído en esta práctica alguna vez. No es fácil no tener a nadie "especial".
A.d.o.

Anónimo dijo...

... Y tampoco es fácil estar y sentirse solo...

Anónimo dijo...

Doc. a la edad que usted se caso yo estaba escuchando que llevar una relacion gay no era facil y las que se conocian no duraban mucho y hasta me ha tocado vivirlo. Es decir usted estaba formalizando una union para toda la vida, que termino como lo dice las palabras que se recitan los novios en la ceremonia matrimonial, hasta que la muerte los separe. Las relaciones que hasta ese momento y se puede decir que hasta ahora he visto perdurar de forma feliz son hetero, con excepcion de una gay. Aunado siento que en la forma que me criaron a diferencia de mis hermanos, como publicaste una vez en una entrada cada bebe nace en situaciones diferentes, la mia no fue el bebe esperado, con baby shower y ropita tejida por la abuela para el dia de la salida del hospital. Me toco enfrentar y resolver situacines que no eran para niño, en cierta forma me hizo fuerte y madurar con prontitud, pero tambien hubo carencia de afecto y proteccion.
cuando decidi salir de Panama a trabajar en USA, la gente me preguntaba, podras estar solo?, podras estar lejos de la familia? como vas hacer si no conoces a nadie, ni siquiera sabes donde vas a vivir, es como inicir una vida nueva. Yo sentia un miedito pero no algo que me amarraba y no me dejara viajar. Lo mismo me paso aca, las personas, mas los latinos me preguntan, que si tengo familia aca, que como puedo estar solo?
Hay gente que se extraña, que puedo ir solo al cine, a bailar, de compras, a comer, al gym, a correr, a la playa, etc.
Siento que lo vivi desde niño, el proceso de aceptacion de mi homosexualidad, me dieron la capacidad para poder hacer todas estas cosas y poder estar solo. Me gusta estar rodeado de personas y tambien me gustaria muchisimo tener a esa persona especial, la he buscado y siento que tambien me he dejado encontrar, pero los intentos no han resultado.
Cai en mendigar afecto, ese afecto que es diferente al de la familia y los amigos. Cuando me puse mi traje de mendigo, en ese va y ven. descubri, cuanto puedo llegar amar a esa persona especial, cuanto puedo desprender de mi, sin mirar cuanto voy a recibir a cambio y al salir de la burbuja de la negacion y darme cuenta de que no me estaban amando y lo que estaba era mendingando, aprendi que no tenia que mendingar afecto porque al yo ofrecer afecto, no lo hacie de forma pobre como un mendigo si no de forma abundante como todo un rico. El mendigar me ayudo a descubrir cuan rico soy en afecto y estar atento como dices tu Doc. en una parte de esta entrada, aparender a recibir el afecto de los que se acercan y lo brindan.

El Venezolano

alejandro canton dijo...

Venezolano, como ves, tengo mucha teoría, y tú tienes mucha práctica. Creo que ahora tengo que aprender de tí....No mendigo afecto, creo, y entrego como tú dices, pero la diferencia está en ser viejo.... No olvido las descripciones de los jóvenes en las terapias de grupo cuando se burlaban de los viejos en las discotecas, por ejemplo...
A.d.o.