miércoles, 12 de noviembre de 2008

Triste realidad socio-económica del VIH en Panamá


Este artículo apareció el 7 de Noviembre en el diario La Prensa.
En resumen, Panamá no recibirá, por ahora dinero para luchar contra el VIH/SIDA. En los tiempos de APACSIDA los organismos internacionales nos decían que "no calificábamos por ser un país con recursos económicos" -- no sabían que los famosos recursos iban a dar a otros bolsillos....
Ahora el plan es enfatizar la prevención en los "gays y los Hombres que tienen sexo con Hombres". Es lo políticamente correcto, pero no entiendo la diferencia. Me imagino que se refieren a los que tienen sexo con hombres, exclusivamente, y los que lo tienen tanto con hombres como con mujeres.
En fin... nada nuevo... el público en general le ha perdido el miedo al VIH.... ¡ éso es aterrador!

Diana N. González
digonzalez@prensa.com
Panamá no recibirá, por ahora, recursos del Fondo Global (instrumento financiero adscrito al Programa Conjunto de las Naciones Unidas) para luchar contra el VIH/sida.

Este organismo ­que apoya las iniciativas para combatir enfermedades como el VIH/sida, malaria y la tuberculosis­, desestimó la solicitud de las autoridades de salud panameñas, que sustentaban una ayuda de 13.5 millones de dólares para ejecutar acciones de prevención en grupos vulnerables.
Yira Ibarra, jefa del programa Nacional de VIH y Sida del Ministerio de Salud, dijo que el Fondo Global recomendó a Panamá realizar un ajuste en su propuesta para volver a presentarla en la siguiente ronda, que será en enero próximo.
Ernesto Guerrero, coordinador de país del Programa Conjunto de Naciones sobre el VIH/sida (ONUSIDA), dijo que esos recursos se usarían para atender a la población de homosexuales y trabajadores sexuales, debido al aumento de la enfermedad entre ellos. Según datos del Ministerio de Salud de Panamá, se estima que para 2010, la epidemia estará concentrada en poblaciones de trabajadores sexuales (TS), hombres gay y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH); y se proyecta que tenderá a generalizarse.
El “Estudio Centroamericano de prevalencia de VIH/ sida y Comportamientos en hombres que tienen sexo con otros hombres en Panamá (EMC) 2002-2003”, reveló una prevalencia de VIH de 10.6% en la población HSH y de 2.0% en trabajadoras sexuales, mientras que, en mujeres que asisten a clínicas de atención prenatal, la prevalencia es de 1.63 %.
Este estudio se basó en un análisis técnico presentado por el consultor Temístocles Batista, de Acción Sida para Centroamérica (PASCA).
De los aproximadamente un millón 104 mil 205 hombres mayores de 15 años que participaron en el estudio en Panamá, se calcula que alrededor de 66 mil 252 son hombres que tienen sexo con otros hombres, según el documento.
Para Guerrero, los gobiernos tienen un desafío en la educación general de la población, ya que muchas personas prefieren decir que viven con el VIH a confesar que son homosexuales, debido al estigma social

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Seropositivos critican al Gobierno chileno por la falta de recursos para prevenir el sida.

Organizaciones chilenas de enfermos de sida criticaron hoy al Gobierno por la falta de recursos para prevenir y combatir esta enfermedad, tras el escándalo en el ministerio de Salud porque varios hospitales públicos no informaron de su situación a centenares de seropositivos.
Noticias relacionadas
Paro de empleados públicos chilenos causa molestias
El Gobierno chileno admite que son 320 los casos de sida sin notificar

"El problema fundamental aquí es que el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet -que es médica y experta en sida- no ha querido destinar recursos para prevenir está enfermedad", señaló el coordinador ejecutivo de "Vivo Positivo", Vasili Deliyanis.

El ministro de Salud, Álvaro Erazo, admitió este martes ante el Congreso que las autoridades se enfrentan a una situación "grave y delicada", porque según datos del Instituto de Salud Pública, al menos 320 personas contagiadas con sida aún no han sido notificadas de su situación.

Este escándalo provocó días atrás la renuncia de María Soledad Barría al frente del ministerio de Salud, puesto para el que la presidenta Bachelet nombró el jueves pasado a Álvaro Erazo, así como la destitución de varios de los funcionarios.

El episodio más reciente se conoció el pasado fin de semana, cuando trascendió que cinco personas a quienes se les detectó VIH (virus de inmunodeficiencia humana) tras donar sangre en el hospital El Salvador de Santiago no fueron informadas de su situación por los responsables del establecimiento.

Este fue el segundo caso en pocas semanas, ya que en octubre se descubrió que 25 personas con exámenes positivos de sida -de las que cuatro murieron posteriormente- no habían sido notificadas por la dirección del hospital de esa localidad.

Al respecto, Vasili Deliyanis declaró que desde que la presidenta Bachelet asumió el cargo, en marzo de 2006, nunca ha hablado del problema del sida en Chile salvo cuando hace unos días fue preguntada al respecto durante una entrevista televisiva.

"Aquí hay muertos y muertas por una irresponsabilidad gubernamental. Se quiere culpar a los mandos medios, y piensan que despidiéndolos van a solucionar las situación", criticó el portavoz de "Vivo Positivo".

"Este problema constituye uno de los mayores retrocesos en la lucha contra la discriminación desde la vuelta a la democracia (1990), paradójicamente bajo el Gobierno de la presidenta víctima de la represión de los derechos humanos", agregó Deliyanis, quien tachó de "irresponsable" la actuación de las autoridades, dado que Chile es un país de donantes de sangre.

Respecto a este problema, la decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Cecilia Sepúlveda, dijo hoy a Radio Cooperativa que en el país hay alrededor de 40.000 personas que no saben que son portadoras del VIH.

"Ninguna persona que requiera tratamiento deja de tenerlo, pero sabemos que las proyecciones estiman que puede haber alrededor de 30.000 ó 40.000 personas que no saben que tienen el virus y que están con esta infección", aseguró la doctora Sepúlveda.

En tanto, Marcos Becerra, coordinador general de la Asamblea de Organizaciones Sociales y ONG con trabajo en VIH/Sida (Asosida), dijo que Chile debería seguir el ejemplo de otros países de la región, como Argentina y Brasil, cuyos Gobiernos han destinado cuantiosos recursos a la prevención de esta enfermedad.

"En Chile no ha habido consideración con la ciudadanía, aquí no se está invirtiendo dinero en la prevención, por lo que estimamos que en breve plazo habrá un crecimiento potencial de casos de sida", advirtió Becerra.

"Lo primero que hay que decirle a la gente -agregó- es que esta enfermedad dejó de ser mortal, que las terapias que existen son absolutamente gratuitas y que para eso en Chile hay miles de consultorios".

"Si no estás enterado de esto, cuando vas a retirar tus exámenes piensas que vas a buscar tu sentencia de muerte", comentó el dirigente de Asosida.

alejandro canton dijo...

Como vemos, si allá no llueve, aquí no escampa.....
A.d.o.

Anónimo dijo...

El hombre al que se le desapareció el VIH
Supuesta cura de un paciente con VIH genera enorme atención mediática. ¿Se abre realmente un camino a la cura?
Las expectativas eran enormes entre los periodistas de todo el mundo que se apretaban en la atiborrada sala de conferencias del Hospital Charité de Berlín.
Los médicos del hospital habían anunciado pocos días antes que habían logrado que el virus del VIH desapareciera completamente en un paciente tras una operación de médula.
Muchos medios alemanes y extranjeros habían titulado -presurosamente- que por fin se había encontrado la forma de combatir al virus que causa el SIDA, con el que están infectadas casi 40 millones de personas en todo el mundo.
Ahora, los periodistas venían a buscar una última confirmación.
Frente a ellos, en el centro de la mesa y entre el orgullo y la cautela, estaba el autor de la terapia, el joven hematólogo Gero Hütter, del campus Benjamín Franklin del Hospital Charité de Berlín.
A Hütter le tocó la difícil misión de mostrar, al mismo tiempo, cómo habían conseguido por primera vez "curar" una enfermedad que hasta ahora era incurable y tratar de poner ese resultado en contexto para no despertar falsas ilusiones.
Para ello, trató de dar todos los detalles posibles del caso.
Un estadounidense
La historia empezó hace casi dos años.
En ese momento, el paciente -un estadounidense de 42 años- recibió un trasplante de médula con una mutación genética como parte de un tratamiento contra leucemia.
Antes de la operación, el paciente era portador del virus del VIH; hoy, después de varios meses, todo rastro del virus desapareció de su cuerpo, aseguran los médicos.
Los científicos alemanes intentaron tratar la leucemia con un trasplante de médula, pero entre los donantes buscaron uno que tuviese la mutación llamada Delta 32, ubicada en la enzima CCR5, que -según investigaciones recientes- protege a quienes la tienen de contagiarse con el VIH.
"Hay que tener en cuenta que esta mutación está presente sólo entre un 1% y un 3% de la población europea", le recordó a BBC Mundo Hütter en una entrevista antes de la conferencia.
"También elegimos a ese donante con la esperanza de que luego del trasplante de células madre conseguiríamos eliminar el VIH, aunque hasta ahora no comprendemos del todo el mecanismo de su desaparición", agregó Hütter.
Además, tras la operación, los científicos suspendieron la medicación contra el avance del virus para evitar una reacción adversa al trasplante.
"Normalmente, luego de suspender esa medicación, el virus se extiende en cuestión de semanas", explicó el profesor Thomas Schneider, especialista en SIDA del Hospital Charité.
"Lo cierto es que luego de 20 meses sin medicación, no se puede encontrar ningún indicio de VIH en el paciente, ni siquiera en los lugares en que el virus normalmente se esconde", añadió Schneider.
Difícilmente generalizable
En cuanto a los futuros usos de estas terapia, tanto los autores del estudio como otros científicos insisten en su cautela.
"El trasplante de médula ósea está ligado a fuertes riesgos, porque el paciente debe ser primero sometido a una quimioterapia, lo que debilita considerablemente al organismo y que aumenta muchísimo el riesgo de otras infecciones, sobre todo en pacientes de SIDA", le explicó a la BBC el profesor Norbert Brockmeyer, de la Universidad de Bochum.
"Por otro lado es muy difícil conseguir donantes compatibles. Creo que ésta no será nunca la terapia del futuro contra el SIDA; sólo puede ayudar en algunos casos muy específicos", concluyó Brockmeyer.
Por su parte, Eckhard Thiel, profesor de Hematología y Oncología del Hospital Charité, insistió en que no se debe tomar este caso como el hallazgo de una cura definitiva contra el SIDA.
"Este caso pone de relevancia el papel clave del gen CCR5 en la transmisión y la evolución del VIH", declaró Thiel a BBC Mundo.
"Aunque tampoco hay ninguna garantía de que el virus no volverá a aparecer en el paciente", aclaró.

alejandro canton dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alejandro canton dijo...

Estoy corrigiendo mi comentario.
Realmente, no hay garantía de que el virus NO re-aparezca. Puede "esconderse" en cualquier parte del cuerpo.
Pero lo importante es que las investigaciones serias no se detienen. Y, mientras tanto, hay que trabajar contínuamente en la prevención.
A.d.o.