miércoles, 26 de noviembre de 2008

Y seguimos con la guardia baja -- VIH/SIDA

En el periódico La Prensa del 19 de Noviembre de 2008 se publicó, en la sección Panorama, un reportaje corto sobre las estadísticas recientes del VIH/SIDA en Panamá:
SEGUIMIENTO. Hasta el 25 de octubre pasado, el departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa) había captado 158 casos nuevos de sida en el país, según el reporte publicado en la página web de la institución (www.minsa.gob.pa). En 2007, para este mismo período, se habían reportado 606 casos.
El sida es una de las nueve enfermedades de reporte obligatorio. Las otras son la malaria, el dengue clásico y el hemorrágico, la tos ferina, el virus hanta, tuberculosis, influenza y diarrea.
En la actualidad se está estudiando la posibilidad de ofrecerle a los pacientes asegurados por la CSS un medicamento que substituirá tomar varias pastillas . Con ella, una sola pastilla al día mantendrá el sistema inmunológico protegido. En USA es conocida como ATRIPLA.
Lo anterior es muy conveniente, pero ya se ha estudiado que en la medida en que en países desarrollados los medicamentos como éste funcionan, ha aumentado la infección por el VIH porque se le ha perdido el "temor" a la enfermedad.
O sea que el asunto es "una de cal y otra de arena."
¡Hay que cuidarse!

1 comentario:

Anónimo dijo...

SIDA: otro frente de batalla.

El chequeo universal voluntario podría reducir los casos en hasta el 95%, pero persisten problemas para implementarla.

Un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que una estrategia de chequeo universal voluntario contra el virus del VIH, seguida de un inmediato tratamiento a quienes den positivo, podría reducir el número de casos de SIDA en hasta el 95%.

El trabajo, que será publicado en la revista médica Lancet, utilizó modelos computarizados para proyectar los resultados de una campaña que haga anualmente pruebas de SIDA a todas las personas de más de 15 años.

Aunque la OMS aclara que no está recomendando el chequeo universal a partir de este trabajo, señala que el estudio debería promover la discusión y mayores investigaciones.

Según Imogen Foulkes, corresponsal de la BBC en Ginebra, "a primera vista, los resultados de la OMS parecen un claro argumento en favor del chequeo universal".

"Esta podría convertirse en una prueba de rutina al igual que aquellas para la presión alta o el colesterol", comenta Foulkes.

Problemas que persisten
Los investigadores dicen que el diagnóstico y un inmediato tratamiento con drogas anti-retrovirales podrían reducir los casos de SIDA en una epidemia generalizada de 20 a uno cada mil personas en sólo 10 años.

Es más, continúa el estudio, la estrategia podría eventualmente eliminar la transmisión del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y las nuevas infecciones.

Actualmente las pruebas de VIH y su tratamiento no llegan de igual forma a todos: mientras unas tres millones de personas están recibiendo anti-retrovirales, otros 6,7 millones las necesitan.

Por eso, la OMS -aunque celebra el estudio- advierte que la posibilidad de universalizar el chequeo se ve reducida por débiles sistemas de salud y por el hecho de que dar tratamiento a pacientes que no están realmente enfermos podría aumentar la resistencia a las drogas.

También agrega que los efectos colaterales de tomar los medicamentos para combatir el SIDA por períodos muy prolongados aún se desconocen, aunque podrían ser realmente severos.