miércoles, 1 de octubre de 2008

Reacción


Hace aproximadamente un mes se casó un sobrino mío y, como es natural, estaba más orgulloso que un gallo entre sus polluelos.Todo arrancó muy bien hasta que el cura comenzó a hablar....Me imagino que, en el fondo, estaba utilizando la táctica de la "amonestación" que hacen para que los novios se "porten bien" durante todo lo que se les viene encima.Pero éste se lució con un discurso que me dio una vergüenza increíble....Jamás había escuchado a alguien hablar de una manera tan irrespetuosa tanto de los hombres como de las mujeres...No doy detalles porque mucha gente compartió mi opinión.Y lo triste es que la gente se lo tuvo que aguantar.... reírse como bobos... y aceptar la diatriba.Para remate, tampoco permitió que los cantantes se lucieran al meterse a cantar él por sobre ellos a través de su micrófono personal....Bueno, me quedaron muy buenos recuerdos.