domingo, 5 de octubre de 2008

"Conversación interesante..."


Me parece que esta foto que me tomé en Belo Horizonte la semana pasada -- sí, aprendí a usar el automático de la cámara -- se parece mucho a las conversaciones que teníamos con miembros de la extrema derecha desde los primeros intentos de una Comisión Nacional de Educación Sexual.
Como pueden ver, mis "interlocutores" están ahí -- estatuas de bronce que no oyen, ven ni entienden. Los salva el que son de tal material y no como los humanos que tampoco oyen, ven, ni entienden cuando están dominados por pensamientos mágicos.

"Dictaduras 2009"

El Dr. Sáez-Llorens vierte opiniones con las que tiendo a concordar. Y, creo que con la siguiente cierro el capítulo concerniente al Proyecto de Ley de la Salud Sexual y Reproductiva de los Panameños.... Y ojalá que la ciencia impere sobre las ideas mágico-religiosas....Amén.

POCAS OPCIONES ELECTORALES.

Dictaduras 2009
Xavier Sáez–Llorens
xsaezll@cwpanama.net
Durante los primeros años de columnista, en este periódico, me obsesionaba refutar con argumentos todas las réplicas recibidas de detractores diversos. La mayoría de estas críticas procuraban, tristemente, desprestigiar a mi persona más que debatir la idea expresada. Tardé en convencerme de que mantener indiferencia, ignorando agresiones y calumnias, no solo resultaba más eficaz sino también más placentero. He aprendido a disfrutar del silencio.

Turbio futuro le depara a Panamá en el periodo 2009–2014. Tendremos que soportar otra dictadura. Balbina representa el emblema de la dictadura militar, Varela el símbolo de la dictadura dogmática y Martinelli el estandarte de la dictadura económica. Por civismo y amor a la patria, ejerceré el derecho y deber del sufragio pero depositaré la papeleta intacta en la urna. Sólo gastaré la tinta que sirve para grabar mi huella dactilar. Jamás había decidido mi voto con tantos meses de antelación. Me la pusieron fácil. Advierto, no obstante, que mi decisión no debe ser tabulada en la estadística de Frenadeso, grupo gestor de una dictadura anárquica que promueve desestabilización, vagabundería y complejos tercermundistas.

Balbina fue uno de los dedos protagónicos de la mano izquierda del general Noriega y un vívido estímulo de los batalloneros de la indignidad nacional. Por principios personales y vivencias paternas soy enemigo de regímenes militares. Desarrollo más urticaria, sin embargo, ante civiles que adularon y ayudaron a los déspotas castrenses para provecho personal. “Plata para mis amigos, palo para mis enemigos” y “civilista visto, civilista muerto” son ejemplos de frases atribuidas a su autoría. Sus arengas verbales revelan una notoria pobreza discursiva. De cien frases coloquiales emitidas durante su victoria partidista, más de la mitad contenía la palabra compañero o compañera.

El resto provino de uno de los más insignes miembros de la cúpula fósil del colectivo, ahora en papel de ventrílocuo. Ella parece tener afinidad por la mitomanía. “No fui aliada de Noriega” (aunque el pusilánime dictador compartió estrado en múltiples ocasiones y buscó presuntamente refugio en su casa durante la invasión), “tengo tiempo de no hablar con Piedad Córdoba”, “no juré lealtad a Navarro pues lo del tren por encima era sólo metáfora”, son algunas evidencias de esa patología. Por estos deslices conductuales, no es descabellado creer la acusación de la ex legisladora Milanés de Lay. ¿No debería el Ministerio Público actuar de oficio ante tan impactantes declaraciones de soborno? Bueno, si nada se hizo con las revelaciones de Afú, me temo que el caso debe ya estar cerrado. Al fin y al cabo, como bien dice Pedrito, somos 3 millones de pendejos.

Varela es, según plausibles referencias, miembro del Opus Dei. En sí, eso no tiene nada de malo y respeto su espiritualidad personal. No obstante, hay tres problemas inherentes a la afiliación en dicha prelatura que me preocupan enormemente. Primero, por estatuto, ninguno de sus integrantes confiesa pertenecer a la vertiente elitista católica. Eso denota falta de transparencia, atributo humano fundamental para ser buen presidente y persona. Segundo, los valores morales emanados de sus directrices son considerados los únicos legítimos, factor que demuestra intolerancia a proyectos de vida diferentes y también válidos.

Temo que, de ser elegido, la salud sexual sufrirá un grave retroceso, la educación escolar volverá a incorporar a la cigüeña en la génesis del embarazo y la lucha por los derechos de homosexuales tendrá que retornar al clóset. Tercero, para imponer su proselitismo doctrinario, esta cofradía utiliza todo tipo de presiones y censuras, sin importar consideraciones bioéticas. Además, él se ha rodeado de arnulfistas que participaron en uno de los gobiernos más corruptos que registra la percepción ciudadana. Su inmadurez política puede propiciar errores costosos e irreversibles durante los primeros años de su mandato. Cuando depure su rigidez religiosa y practique política por más años, podría reconsiderar mi postura de cara al año 2014.

Martinelli es, ante todo, un comerciante. Todas sus ideas y sugerencias son, por tanto, de índole capitalista. Aunque se agita en el populismo de derechas, su gobierno podría carecer peligrosamente de enfoques sociales y exceder en privatizaciones de estamentos públicos. Sus pensamientos no parecen ser cuidadosamente razonados sino guiados por los impulsos del momento. Aunque el solo hecho de no pertenecer a los partidos tradicionales puede ser una cualidad atractiva para una ciudadanía hastiada de promesas incumplidas, la falta de una plataforma política y su colección de cuestionables figuritas del pasado lo obligarán a establecer alianzas perniciosas para la ejecución de decisiones gubernamentales.

Ha prometido no cobrar el salario de presidente, pero es difícil imaginar que no aprovechará el poder del puesto para abrir o reforzar empresas o sociedades anónimas propias a través de vínculos nacionales e internacionales. No me agrada su cercanía a círculos republicanos estadounidenses. Esas frases del eje del bien y del mal o de la invasión de Irak por mandato divino (reforzadas nuevamente por la candidata a la vicepresidencia, Palin) no solo reflejan isquemia cerebral sino una ideología fascista subyacente.

Aunque confieso que quizás le habría dado el voto a Cortizo en la próxima contienda presidencial, por regla general prefiero la alternancia partidista en el poder. Anclar raíces por tiempo prolongado propicia corrupción y clientelismo. En estas dos condiciones delictivas, nuestros políticos son expertos. No hay que ser adivino para presagiar que si la oposición va fragmentada, el PRD repetirá mando. Pese a mi infranqueable decisión de no apoyar a ninguno de los aspirantes, los amigos me preguntan a quién considero “menos peligroso” para los destinos inmediatos del país. Doy pistas. Con la bomba de tiempo que representa Chávez para la región, no me gustaría tener apéndices bolivarianos en nuestro terruño. Cansa el bipartidismo criollo, quizás haya llegado la hora de experimentar un cambio en los cromos habituales. Gane quien gane, sin embargo, brindaré consejos en el campo sanitario infantil a quien me lo solicite. Los adultos tienen los gobernantes que se parecen y merecen. Los niños no.
El autor es médico


La Prensa, 21 de Septiembre de 2008

"El sexo juvenil y la patria potestad"

Acabo de leer esta excelente opinión del Dr. Xavier Sáez-Llorens, y creo que los lectores que no tuvieron accesa a La Prensa de hoy deben leerlo. De manera que, lo reproduzco a con5tinuación:

PARA ILUSTRAR A LA OPINIÓN PÚBLICA.
El sexo juvenil y la patria potestad
Xavier Sáez–Llorens
xsaezll@cwpanama.net
“Solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana; y en el primero, no estoy todavía muy seguro”, Albert Einstein.

Llegué a pensar que ya había oído todos los argumentos para oponerse al vanguardista proyecto sobre salud sexual y reproductiva. Me equivoqué. Después de la reciente ráfaga de desatinos emitidos por detractores del documento, estuve al borde de un estatus epiléptico. Como profilaxis, opté por jugar fútbol con mis hijos para que el cansancio no me dejara pensar en el tema. Hoy escribo, con mente fría y músculos adoloridos, algunos comentarios; pero, esta vez, utilizando prosa tierna. Por dos razones: Es más probable que se lea toda mi columna, sino empleo frases toscas. El tópico en cuestión amerita un estilo apacible. Por otro lado, deseo personalizar mi crítica. Aunque acostumbro a debatir ideas sin mencionar nombres, es justo que el lector conozca las fuentes para que pueda intuir sesgos o falacias potenciales.

Escuchar los análisis de la periodista Lucy Molinar en asignaturas técnicas, distantes a su labor, obliga a tener antiácidos a mano. Destruir un manuscrito sin haberlo leído cuidadosamente o sin buscar primero explicaciones claras de cada artículo por sus creadores traduce carestía de profesionalismo. La misión de ilustrar a la opinión pública debe ejercerse con responsabilidad porque, de lo contrario, las consecuencias son funestas. Un buen periodista informa objetivamente los hechos sin tomar partido. Involucrar pasiones personales en un debate de relevancia colectiva es, precisamente, lo que no debe hacer un perito idóneo en cámaras y micrófonos. Peor aún es que se viertan mentiras o imprecisiones para defender una ideología. Estos conceptos se enseñan en la carrera de periodismo y deben ser imprescindibles para graduarse. Exhorto a todos los reporteros televisivos y radiales a manejar las polémicas de forma ética y neutral, exponiendo todos los ángulos posibles, aunque estos no se alineen con su pensar.

Toca el turno a colegas. Creo que muy pocos ginecólogos modernos concuerdan con las ideas expresadas por la Dra. Gloria Moreno de López en materia de sexualidad humana. Sus palabras quizás hayan sido válidas en décadas pretéritas, pero los tiempos cambian y debemos ajustar nuestro razonar a realidades contemporáneas. A veces, empero, no logro discernir si sus puntos de vista son genuinos o si están contaminados por afinidades políticas. Aconsejo a la respetada médica una introspección reflexiva de su actuar. Quizás un descanso en El Valle, con algunas lecturas filosóficas y nietos alrededor, sirva para enmendar futuras apariciones públicas. El Dr. Juan Francisco de la Guardia es supuesto numerario de La Obra. Sus escritos siempre serán, por tanto, fiel copia de las directrices de la prelatura en valores doctrinarios únicos. Me parece prudente recordarle que el asunto en cuestión es un problema de salud pública, alejado de intereses espirituales particulares.

Pese a ser preocupación sanitaria, en el documento consensuado se incorporaron ideas de miembros jerárquicos de la Iglesia católica. La versión final incluye aportes del Dr. Jorge Jesús Rodríguez Sotomayor, a nombre del monseñor José Domingo Ulloa, en representación del Arzobispado Metropolitano, y notas enviadas a la Ministra de Salud por monseñor Lacunza. Las modificaciones fueron aprobadas por mayoría, tal y como dicta la democracia. A ninguna persona se le acogió el 100% de sus sugerencias. Este correcto proceder difiere de lo que ocurre en el seno eclesial, donde la dictadura dogmática aniquila cualquier disidencia de las partes. Conviene recordar que la Conferencia Episcopal está en plena campaña para seleccionar al sucesor de Dimas Cedeño, y los aspirantes tienen que adherirse ciegamente a las políticas vaticanas de B–16 para no perder opciones al puesto. La estrategia de las huestes religiosas es escudarse en la tropa de choque (grupo Frenasexo) para que mediante gritos, insultos, barullos y engañosos volantes coarten toda discusión civilizada que perfeccione el proyecto en la asamblea.

¿Cuáles son los argumentos en contra? ¡Que la ley dará al Estado la patria potestad de los hijos! Falso. El documento establece que la educación sexual de los niños recae principalmente en los padres. Numerosos padres, sin embargo, confiesan deficiencias en el conocimiento de la sexualidad y en cómo enseñarla. La propuesta intenta adiestrar a esos padres para que puedan transmitir información veraz a sus criaturas. Aunque lo que se imparte en colegios privados está lejos de lo ideal, la mayor ignorancia en sexualidad acontece en estudiantes de escuelas estatales. Resulta imprescindible, por tanto, que los profesores mejoren sus nociones para beneficio del alumnado. En muchos de los hogares de menos recursos económicos, el núcleo familiar es disfuncional, falta la figura paterna o la baja escolaridad de los padres impide al niño recibir información adecuada. ¡Que la ley estimula la sexualidad temprana! Falso. La propuesta alerta sobre consecuencias adversas de las relaciones prematuras e irresponsables. Además, la disponibilidad de métodos anticonceptivos de forma gratuita o a precios mínimos puede ayudar a prevenir abortos clandestinos, embarazos no deseados en adolescentes e infecciones de transmisión sexual. ¡La ley promueve la esterilización como método de control demográfico! Falso. La propuesta orienta sobre la opción de esta modalidad para reducir la natalidad en mujeres que por deseos propios (pobreza, muchos hijos, violencia intrafamiliar, etc.) reclamen el procedimiento. ¡La ley estimula la homosexualidad! Falso. La propuesta recomienda fomentar el respeto y tolerancia hacia quienes adopten esta preferencia sexual de forma libre. Desde hace más de 30 años, la comunidad científica ha descartado que sea una enfermedad.

Este proyecto propicia la equidad entre panameños para que tanto la gente pobre como la pudiente, reciban idénticos conocimientos y tengan acceso a una anticoncepción de calidad. Curiosamente, los opositores del documento pertenecen a la clase adinerada, con hijos en escuelas privadas. Exhorto a los jóvenes a pelear por sus derechos a estar bien informados. Al fin y al cabo, su vida futura es la que está en juego. Los adultos ya vivimos las limitadas experiencias de nuestra época juvenil, carentes del libertinaje de internet. Walter Bagehot, uno de los más destacados profesionales británicos del periodismo político y propulsor de la idea de que la población debe moldear su pensamiento a la evolución de las sociedades, decía: “el más grande placer en la vida es hacer lo que la gente grande dice que no se debe hacer”. Si mantenemos ignorante a nuestra juventud, seremos nosotros los responsables de sus adversos destinos. Nadie quiere eso. En esto, supongo, hay unanimidad.

El autor es médico

Belo Horizonte -- III


Mencioné mi deporte favorito: “people watching.” Debe ser algo como curiosidad “profesional” intrínseca en los psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales....?
En todo caso, me llamó la atención que no percibí a la gente vestida con ropa que mostrara las “marcas” de los manufacturadores. O sea que no parecía existir la competencia frecuente en Panamá de “Yo tengo más que tú...”
Pero, me imagino que la homologación se logra por algo muy biológico. Me comentaron que la población es básicamente descendiente de emigrantes europeos. Son, en su mayoría, gente muy bien parecida – tal vez menos italianizados que los argentinos – pero cualquier trapo que se pongan encima se les luce de manera positiva.
Y, en los malls que visité, que no fueron muchos, encontré poco público y poco lujo entre los compradores.
Sí observé que los jóvenes son muy amigos de caminar como deporte ... tal vez porque los gimnasios parecen ser más escasos en Panamá y, tal vez, caros para ellos.
Y, al contrario de lo que se observa en USA, vi muy pocos casos de obesidad en cualquiera edad.
De paso, no vi ningún letrero alusivo a la campaña contra el VIH/SIDA.....
Creo que como dijo mi compañero de avión, Rolf, tal vez sea producto del espíritu de aldea más que de urbe..... Y yo prefiero las aldeas...
De paso, el de la foto, obviamente, no soy yo... aunque sí estaba haciendo ejercicios en el gimnasio del hotel -- bicicleta fija y people watching...