viernes, 31 de octubre de 2008

Halloween -- ¿Y si nos quitamos las máscaras?


En estos días alguien me invitó a que aprovechara la noche de Walpurgis -- Halloween-- para ir a una discoteca gay y "curiosear."

Debo admitir que decliné la invitación porque nunca he sido curioso, y menos teniendo que esconderme para investigar.

Pero sí me quedé con una idea en la cabeza.

Tengo entendido que la concepción panameña del Halloween es, aparte de imitar lo foráneo, permitirse desnudar un poco el alma y así, poder actuar como se desea en un momento especial.

¿Qué sucedería si la gente no tuviera que usar casi siempre una máscara para navegar entre las olas de la mar social? ¿Terminaríamos todos ahogados? ¿O aprenderíamos a ver con más claridad?

Bueno, nunca he sido muy bueno filosofando, pero me pareció una idea interesante.