sábado, 1 de noviembre de 2008

Aseo pre-coito anal




Esta entrada apareció en la Parte A del blog el año pasado, y me sugirieron volverla a poner ahora que se coincide con un período largo de "diversiones."

Se me preguntó qué aseo “previo” era conveniente antes del coito anal. Y debo admitir que, luego de recobrar el color regular de mi cara, respondí que lo principal era no utilizar enemas con agua de jabón para “limpiar” el recto.
Lo que ocurre es que dentro de esta porción del intestino reside una flora bacteriana --las podemos llamar ‘bacterias buenas’ que ayudan a combatir algunas que puedan venir del exterior.
Un ejemplo de la limpieza extrema: la preparación para una colonoscopia es tan eficaz que el colonoscopio debe estar totalmente descontaminado para no implantar nada nuevo en el área. En este caso la limpieza a tal nivel es necesaria.
Por lo demás, hay más bacterias insanas en la boca que en la parte final del intestino. Y, al utilizar un condón, éste forma parte de la protección.
Mas, hay una nota interesante. Hay mujeres cuya mucosa vaginal reacciona alérgicamente al condón. En cambio, hay muy poca información sobre alergias anales masculinas al condón de látex.
El CDC – Centro de Control de Enfermedades de Atlanta – reportó en el año 2000 que se había observado un 0.08% de reacciones alérgicas anales al condón de látex.
La OMS – Organización Mundial para la Salud – dice que “los riesgos asociados con el contacto sexual sin protección exceden a los riesgos de la exposición al látex”.
Por lo tanto, no enemas con agua de jabón y siempre condón.