viernes, 28 de noviembre de 2008

Cuando la religión exagera su poder político


Siempre quise visitar Malasia y, de hecho, Kuala Lumpur iba a ser mi siguiente meta en el Oriente. Pero la eliminé de mis planes por lo siguiente:
En éstos días leí en La Prensa, que el Gobierno de dicho país había decretado la prohibición de la práctica del Yoga aduciendo que la misma incluía conceptos religiosos que chocaban con los preceptos musulmanes.
Señores, esto es algo que siempre me ha preocupado de los gobiernos totalitarios y dominados por algunos grupos religiosos. Las leyes de casi todos esos Estados apoyan la "libertad religiosa", pero en papel. A la hora de la hora, salen decretos como el mencionado.
Trayendo ésto a Panamá, me aterra que ocurra como en la China, donde se han metido hasta con los blogs con temas "diferentes" y los han interferido. Igual ha ocurrido en Cuba, en algunos casos, y en algunos países musulmanes. Y, me preocupa que con el grupo fuerte religioso, cristiano, Opusdeiano panameño pudieran hasta eliminar blogs como éste y el de Álvaro, porque son serios, tienen fuerza silente y pensante y lectores y comentaristas muy maduros, pero no compartimos muchas de las doctrinas "centrales" de algunos grupos religiosos.