miércoles, 3 de diciembre de 2008

El esquema corporal -- el susto ante el espejo


Por algún motivo por determinar, durante este año perdí más de 10 kg – 20 libras – de peso. Cosa en la cual no había reparado hasta que mi cuñado me dijo que parecía que el difunto era mucho más grande.
Bueno, me pesé y me llevé la sorpresa – desagradable. Me había acostumbrado a llevar una barriguita con cierta elegancia, al igual que mi calvicie.
Pero, lo que se veía ante el espejo era un viejo con el cuello arrugado y pellejos guindando fuera de lugar.
De manera que, le pedí a G10 – convertido ahora en mi “fashion advisor” – que me ayudara a renovar el guardarropa.

Paralelamente, un par de sobrinos me recomendaron una rutina de ejercicios con pesitas y bicicleta fija para practicar en casa -- y lo hago, al pie de la letra.
Ahora estoy casi de acuerdo con la gente que me dice que me veo “bien.”
En mi mente, mi esquema corporal perfecto es con las libras de más.... y estoy trabajando en acomodarlo a mi realidad – algo no muy fácil de hacer.
Y en estos días me pesé en Multiplaza y la máquina me “dijo” que mi relación de peso y masa corporal estaba “perfecta.”
¡Qué vaina, ponerse güenón después de viejo....!
¡Mejor reírse de uno mismo!