lunes, 19 de enero de 2009

El club de los mendigos ... [de afecto]


El tema de “mendigar afecto” fue sorprendentemente atractivo para mucha gente, especialmente si tomamos en cuenta la cantidad de comentarios que se siguen escribiendo.
Ayer en MP estaba reunido con un grupo de amigos y el tema salió a relucir.
Lo que más gracia me causó fue que un muchacho dijo: “Tenemos que formar un club de los ‘mendigos’ [de afecto]”.
Debo admitir que el comentario me resultó cómico, pero después de pensarlo me pareció más bien tragi-cómico. Porque me percaté de cuánta gente termina mendigando cariño.
El grupo era de gente mayor de 30 años. De manera que sí había la capacidad de visualizarse en un futuro solos debido a las características especiales de las relaciones de afecto a nivel gay.
Les recomendé re-leer los comentarios, especialmente el de Álvaro – con un mensaje muy directo – el de Ramsés – algo sarcástico pero práctico y, en general, todos, porque las recomendaciones para la tercera edad son bien válidas.

5 comentarios:

omega dijo...

Saludos a todos los que pertenecen a ese club pero yo no me sumaria porque creo que me sentiria Peor.

Me encanto la forma de pensar de Ramses, claro que esto funcionaria para quien en algun momento supo cultivar amigos.

En cuanto al doctor Alvaro, es cierto que mantener la dignidad para alguien que mendiga en muy
difisil. En cuanto a ser utilizado debido a esta situacion, es probable, si uno esta dispuesto a dejarse utilizar y convertir esta relacion en una patologia, con tal de mantenerse relacionado con el dueño de nuestro afecto. Aunque conosiendome creo que me saldrian huyendo porque soy muy criticon y cuando algo no me gusta lo digo. Asi que si no domino esto seguire solo.

Doctor Alex, lo que mas me gusta de esta entrada es que volvio a colocar mi foto con mi taza favorita. gracias por tomarme en cuenta.

alejandro canton dijo...

Son dos ositos: una niña y un niño. Ya la niña no está, y el osito se siente como se vé...
A.d.o.

Anónimo dijo...

El club de los Mendigos jajajaja, a mi tambien me dio risa, pero por otro lado me trajo a mi memoria una epoca de mendigo en mi vida y pienso que muchos gays pasan por ella y hay quienes toda la vida. Recurdo yo que antes de comunicarle a mi mama que era gay, siempre pensaba que ella no me iba a querer igual y que iba a perder su amor al igual que del resto de mi familia. Ahora puedo ver que el comportamiento que tome hacia ellos fue de Mendigo, porque practicamente en esa epoca me converti en su sillon reclinable,no fue humillacion porque todo fue dentro de los parametros afectivos de la relaciones humanas, pero si senti que llevaba cargas sobre mi, que yo solito me las busque por procurar un amor, que de repente no me iban a quitar, pero como el cuco de la homosexualidad me queria comer yo actuaba de esta forma con mi familia para tenerlos bien sobre atendidos y se percataran que siendo gay no era el mounstro de la laguna verde.
Que paso, sali del closet y nada cambio al respecto, lo que si cambio fueron reclamos por parte de mi mama, que como ya no hacia las cooperaciones y aportaciones que muy gentilmente y ofrecida daba con anterioridad al no verlas mas se sintio no querida y hasta en una ocasion me dijo que se me fue mi parte humana.

Concidero Doc. que los años de terapia ir cada lunes, para mi fue como asistir al Club de los Mendigos, lo veo asi, porque en ese circulo que formabamos yo escuche historias de la vida real contadas por el mismo protagonista no solo una vez sino varias veces por la misma persona, como por miedo a quedar solo, se aguntaban unas cosas de su pareja y familia, gente que las abusaban sexualmente, les robaron dinero y los humillaron. Yo me decia Venezolano escucha con atencion lo que estan diciendo y procura evitarte esas peliculas de terror, misas peliculas que cuando me toco mendigar me ayudaron a decir basta, por mas que lo amaba, por mas que lo necesitaba, por mas que sabia que no tenia lugar donde ir, que no tenia trabajo. Lo siento pero si continuas aqui en mi espacio siento que voy a morir, me siento indigno tenerte que rogar que me toques, no quiero llegar mas abajo y sentirme mas miserable, porque despues la recuperacion sera peor, no quiero perder credibilidad en quien soy y lo que valgo, asi que por favor con dolor en mi alma, porque sabes que te amo, tienes que buscar otro lugar para estar.

El Venezolano

alejandro canton dijo...

Definitivamente que hemos dado con un tema importantísimo... y de pavor!
A.d.o.

Anónimo dijo...

No lo dudes Alex, como dice el Venezolano, esos años de terapia fueron no una escuela, sino una universidad donde muchos de una forma u otra teníamos grados de "mendicidad sentimental" ya fuera por algún enamorado (del tipo de amores idealizados e inexistentes y que por los cuales muchos entregaban todo a cambio de nada y "nada" en el peor sentido de la palabra), otros mendingando la amistad de alguien y hasta los que mendingaban el amor de algún ser querido o familiar.

Como dije una vez, mendigar algo es de por si un acto degradante, humillante y no justo para cualquier ser humano y además una muy dura realidad, afortunadmente el ser humano tiene un mecanismo de defensa, un atributo que está escondido muchas veces tras las paredes de la humillación y es la dignidad, pero no esa "dignidad" de que yo soy mas digno que tu, sino en el sentido de darse cuenta de que uno vale no por lo que pueda recibir de los demás sino por lo que uno es...algo así como que yo valgo porque soy quien soy y como soy...definitivamente el tema ha calado muy fuerte en todos nosotros.

Abrazos
JEMG