sábado, 14 de febrero de 2009

Día de la Amistad....




Aparte de felicitar a Ito en su cumpleaños, me he puesto a reflexionar cómo resumiría ser un buen amigo.
Créanme que busqué hasta por internet, y aparece cualquier cantidad de explicaciones "bonitas", dulzonas e idealistas.
Pero, al final, me puse a darle la vuelta a muchas de las cosas que se han comentado, especialmente en función de soledad, compañía y asuntos por el estilo.
Y llegué a mi definición de qué debo hacer si soy un buen amigo:

Retirarme cuando perciba que mi amistad pueda hacer daño a alguien a quien ame.

¡Vaya, ésto sí que me quedó "romantique...."

Nota: Metí esta definición en CNN tanto en inglés como en español. El de inglés tuvo una de las mayores lecturas en el día -- más de 200 en 15 horas. La traducción fue: "True Love: Knowing When to Leave".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Como uno debe retirarse de una amistad cuando perciba que pueda hacer daño a alguien que uno quiera. Mas bien como se percibe algo asi si la persona demuestra una forma de ser que no es real.

Saldos amigo: Omega

alejandro canton dijo...

Al contrario, es tal real que es doloroso y hay que dejar de pensar en uno mismo y pensar en el dolor ajeno.
Pero eso lo entenderás mejor en tu terapia con tu psiquiatra.
Y, feliz día...
A.d.o.

Anónimo dijo...

Gracias por lo de mi cumpleaños.

Ito

Eduardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Eduardo dijo...

Nota: Este comentario se re-editó para corregir error ortográfico....

Pienso que al pasar por un verdadero proceso de conocer a otra persona uno puede tener más aspectos para evaluar si se trata de alguien genuino o no, y entonces darle más adelante el título de "amigo" cuando sintamos que es el momento. Lastimosamente, a veces nuestra necesidad de afecto en algunos momentos de nuestras vidas puede ser tan grande, que terminamos dándole ese privilegio de nuestra amistad a quienes no lo quieren o simplemente nolo merecen. Seamos cautelosos y tomemos el tiempo necesario de conocer a aquellos a quienes nos acercamos o se nos acercan. Tampoco es que vamos a convertirnos en paranóicos o algo similar, pero sí debemos tomarnos el tiempo que consideremos necesario para conocer bien a aquellas personas a quienes les pensamos dar acceso a nuestra intimidad.

Anónimo dijo...

Cuál es el número ideal de amigos.

Cuantos más amigos se tienen, más dinero se gana, según afirma un estudio, pero ¿se pueden tener demasiados amigos?

Cuantos más amigos se tienen, más dinero se gana, según afirma un estudio. Pero la vida moderna deja poco tiempo para mantener y conservar relaciones de amistad significativas, así que ¿cuál es la cantidad ideal de amigos?

Todo el mundo está de acuerdo en que una buena amistad no tiene precio, pero lo que muchos no saben es que los amigos, además, también pueden ser buenos para nuestra cuenta bancaria.

Un estudio realizado en Estados Unidos con 10.000 estudiantes durante un periodo de 35 años concluyó que los que ganaban más dinero de adultos eran aquellos que tenían más amigos en la escuela. Cada amigo extra en el colegio añadió un 2% a su sueldo.

Según los investigadores, eso es así porque el lugar de trabajo es un entorno social y aquellos con las mejores habilidades sociales prosperan en tareas que implican liderazgo y trabajo en equipo.

Si un amplio círculo de amistades es considerado un indicador de la popularidad ¿significa ello que cuantos más amigos se tienen más exitoso y feliz se es? ¿O se pueden tener demasiados amigos? ¿Cuál es número adecuado?

"Obligación de amistad"

Según el antropólogo Robin Dunbar, las personas tienen una media de unos 150 amigos.

Parecen muchos, pero piense en el número de postales navideñas que envía: 50 postales a 50 parejas= 100 amigos.

"En esos 150 se incluye a aquellos que conoces personalmente y que sabes cómo encajan en tu esfera social y ellos saben como tú encajas en la suya. Es un grupo de gente con el que se tiene una obligación de amistad", señala Dunbar.

Según el antropólogo, "normalmente el grupo de amistades está formado por un núcleo central de unos cinco amigos y un círculo adicional de unos diez".

Eso hace 15 personas -de las cuales algunas son familiares- que forman el grupo central y fuera de este, en el siguiente círculo, hay otras 35, y unas 100 fuera de éste último.

Según Mark Venon, autor del libro "La filosofía de la amistad", las amistades nos ayudan a desarrollarnos como personas, pese a que el término "amigo" abarca un amplio espectro de relaciones.

Se tiene una relación muy cercana con la pareja pero con otras personas se puede compartir tan sólo un interés común, como la música o el cine.

"Según Aristóteles, los amigos deben haber comido sal juntos. Lo que quería decir con eso es que amigos son las personas que han vivido juntos una parte significativa de sus vidas. Aquellos que han compartido comidas y los altibajos del día a día", explica Venon.

"Realmente se tienen que compartir vivencias para convertirse en buenos amigos y no hay mucha gente con lo que se pueda hacer eso".

Según Venon, "se pueden tener amigos por lo que se hace o disfruta con ellos, como jugar a fútbol o ir de compras, pero no son amigos tan profundos como aquellos a los que se ama por sí mismos, sin importar lo que se hace con ellos".

"Menos es más"

Hay un límite para el número de amigos cercanos que se pueden tener y este se encuentra probablemente entre 6 y 12, afirma el escritor.

"Creo que la idea de que se puede tener un número ilimitado de amigos desvirtúa el concepto de amistad. Creo que la amistad es una de esas cosas en las que menos es más".

Ello no sucede si se es tan sociable como el diseñador Nicky Haslam, quien recientemente organizó una fiesta para 800 amigos. Pero incluso aquellos que no habitan en el maravilloso mundo de la moda y el diseño a veces tienen demasiados amigos.

Una columnista explicó su sorpresa cuando, después de haber congeniado con un hombre durante la cena, éste le dijo que en ese momento no tenía más espacio en su vida para nuevos amigos. El caballero en cuestión practicaba una política de "uno dentro, uno fuera". Seis meses después él le envió una carta en la que afirmaba estar preparado para una amistad.

Se trata de un ejemplo extremo, pero mucha gente ve a sus amistades bajo criterios científicos y las regulan de acuerdo a ellos.

Tres categorías

Julie, una consultora de relaciones públicas de Londres afirma tener tres categorías de amigos.

Primero están sus nueve amigos más cercanos, a los que puede llamar en cualquier momento y a cualquier hora, y que lo abandonarían todo por ella.

"Intento verlos a menudo y hablamos por teléfono al menos una vez cada dos semanas. Tengo una lista en mi cabeza y llamo a uno de ellos cada noche mientras conduzco de del trabajo a casa. Ello demuestra que el poco tiempo que tenemos hace que hasta hablar con los amigos sea una tarea más".

El siguiente círculo de amistades de Julie lo componen unas 20 personas, mayoritariamente hombres, a quienes ve cada dos meses. Luego hay otras 100 personas: amigos del trabajo, amigos de su anterior trabajo y amigos de sus viajes.

"Hay un par de personas con las que ya no quiero ser amiga pero no sé como decírselo. Gente con la que trabajaba, que me invitan a cenar y siento que debo devolverles la invitación, pero realmente no tengo el tiempo y se vuelve muy estresante, especialmente desde que tengo novio", explica Julie.

"Quiero estar dos noches con él, guardar dos noches para mí en casa y dos noches para ir al gimnasio, lo que me deja una noche para ver a mis amigos".

Amistades efímeras

Existe la percepción de que, al tiempo que la sociedad se ha vuelto más móvil y los vínculos tradicionales familiares se han debilitado, los amigos se han vuelto más efímeros.

Pero al mismo tiempo, la tecnología hace que podamos estar en contacto con más gente que nunca.

"El correo electrónico, el celular y ahora las redes sociales facilitan que la gente pueda ampliar su círculo social más allá de las personas más cercanas", afirma el experto en medios digitales Dan Clays.

"Pero el aumento se da en el círculo de amistades más externo y en el grupo de conocidos. Si se examina el perfil del grupo de amigos de alguien en Facebook lo más probable es que un gran número fueran aceptados como amigos como producto de la curiosidad y después de un intercambio inicial el nivel de relación bajó".

Ello sucede más entre las personas que tienen entre 16 y 24 años de edad, la generación digital, por lo que será interesante ver si pueden mantener el contacto más adelante en la vida.