lunes, 14 de septiembre de 2009

Viene Benedicto XVI --¿Y Qué?



Todos los periódicos panameños han publicado con entusiasmo que el Papa Benedicto XVI aceptó visitar Panamá luego de invitación del Presidente Martinelli.

Recuerdo la visita de Juan Pablo II y el entusiasmo con el cual se le recibió..... No recuerdo si antes o después -- 1996 -- él había publicado la Pastoral de la Iglesia Católica sobre la Homosexualidad, en la cual admitía que "personas homosexuales existen... y merecen respeto," y lo único que exigía era "castidad" en tal sentido. Para mí era una declaración revolucionaria. Y, en mi caso particular, me ayudó en mi práctica clínica para disminuir los sentimientos de culpabilidad de mis pacientes, producto de la anterior postura de la Iglesia.

El Papa actual prácticamente ha desconocido la Pastoral....

Sería interesante que la AHMNP pudiera entrevistarse con él y tener una entrevista "de altura" para que este señor entienda que antes de comunicarse con "homosexuales" se está comunicando con seres humanos que, de paso, son homosexuales.
Igualmente, sería importante que así como el Gobierno Británico, a través del Primer Ministro Gordon Brown se acaba de disculpar con Alan Turing, el genio matemático creador de la computación moderna, quien murió en prisión luego de ser acusado de homosexual, el Papa se disculpe por el trato de su comunidad con todas las personas homosexuales a quienes ha causado tantos sentimientos de culpabilidad y casi destruído su salud mental.
Y, de paso, que mi colega venezolano Chaman Urbano, no le permita volver a caerse... y menos en Panamá....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo cuando vino el anterior PAPA, no se porque fuimos, pero, estábamos ahí. Era el gran espectáculo del momento, y ademas gratuito; lo curioso es que no me di cuenta cuando paso. Ahora que viene este señor que no es tan carismático como el anterior espero que como usted dice grupos como AHMNP logren conversar con el intelectual de la "ley de Dios" de forma valiente, clara y respetuosa y no con el cuasi dios al que hay que venerar y obedecer sin pensar.

omega

alejandro canton dijo...

Bien expresado, Omega!
A.d.o.