jueves, 29 de octubre de 2009

Divagaciones sobre la vida....


Ito me decía, mientras preparaban el cadáver de mi madre para trasladarlo al lugar de cremación, que con su partida se cerraba un ciclo y comenzaba otro.

Se refería a la coincidencia de la muerte de la mayor de su generación en la familia Cantón-Dutari y el anuncio de un nuevo embarazo en la generación de los muchachos, en esta ocasión con Vadim y Nuni.

Pero, recordé que al irse mi madre, ahora el mayor de la generación que sigue soy yo. Y me preguntaba cómo iba a vivir lo que me queda de vida.

Estoy leyendo la novela "Of Human Bondage" de Summerset Maugham, y en ella se cita el Imperativo Categórico de Kant:

"Actúa de manera que cada una de tus acciones sea capaz de convertirse en
una regla de acción universal para toda la humanidad".

Tal vez suene presuntuoso, pero esta idea no suena mal.....



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerda que si el destino te alcanzo, significa que todavia tienes cosas que vivir en este mundo.

Ito

alejandro canton-dutari dijo...

Volviendo al tema de los ciclos, termina un tiempo... Volviendo al tema de los ciclos, termina un tiempo y comienza otro. Cada ciclo trae consigo sus alegrias y sus tristezas, sus triunfos y sus fracasos, sus penas y sus glorias.

Finalmente tendras que dejar ir a tu madre, como lo hiciste con tu esposa. Ambas cumplieron con su tiempo de vida y pasaron a otro mundo, donde algún día tu tambien pasaras. Pero mientras estes en este mundo tienes que luchar por ser "Feliz". Por disfrutar cada momento de vida que Dios te regala.

Hace poco te dije que eras un hombre afortunado, en verdad lo eres. Haz realizado tantas cosas, tus esposa, tus hijos, tu profesión y ahora tu "destino". Yo creo que al margen del dolor y la tristeza que te embargan por la partida de tu mama; no debes de dejar de dar Gracias a Dios por la vida que te ha dado y por las cosas buenas que hoy te da.
ITO

Anónimo dijo...

Doctor porque cremación. La profesora lo pidió o es mejor así.

omega

alejandro canton-dutari dijo...

Nada especial... es casi tradición familiar... menos complicado, creo.
A.d.o.