viernes, 23 de octubre de 2009

Interioridades de XY


Éste es un tema que alguna vez toqué en el primer año del blog, especialmente cuando se hablaba de la implicación real de que los varones tenemos un componente tanto masculino [Y] como otro femenino [X].

Y la pregunta era cómo se manifestaban en la sexualidad.

Recuerdo que al hacer historias sexuales en personas que consultaban por dificultades en su orientación sexual, especialmente en aquellas sexualmente activas, me parecía que había varones que tenían una característica muy interesante: Eran capaces de experimentar orgasmos-sin-eyaculación. Y, en la mayoría de las ocasiones, se quedaban tranquilos sin tener que forzar una eyaculación final.

Lo interesante es que no fue sino en los últimos treinta años que se explicó que en los varones la eyaculación no es necesariamente sinónimo de orgasmo. Son dos mecanismos diferentes, uno dirigido a la experimentación de placer en la comunicación sexual y el otro dirigido a la procreación.

Tengo la impresión de que el grupo en mención tiene una "X" realmente dominante.

En cambio, otros van directamente a la eyaculación, que puede ir acompañado de orgasmo o no, y ahí termina o se re-inicia otro ciclo de excitación sexual, lo cual implicaría que la "Y" domina.

Parece que lo que he concluído sea especulación científica en base a la documentación clínica de datos, pero valdría la pena investigarlo....

Yo no podré hacerlo porque mis días profesionales terminaron...

No hay comentarios: