martes, 27 de octubre de 2009

¿Y si se eliminan las etiquetas?


En estos días recibí una consulta muy interesante.

Se trata de un fulano de mediana edad que me decía que tenía una relación sumamente estrecha con un amigo de su edad -- ambos en sus 40. Y, con el transcurso del tiempo se ha enamorado de esta persona.

Por lo que me contó, parece que hay suficientes "señales" de parte del amigo que indican que es muy posible que le esté ocurriendo igual. Pero, el amigo no es "gay"..... ha tenido novias que no funcionaron.

Me preguntó que hacer. Y, realmente, como ya no estoy hablando como el psicólogo clínico sino como el amigo que conoce algo de la dinámica de relaciones interpersonales, le comenté que, a mi parecer, lo mejor era que se hiciera "dueño de sus sentimientos" y le expresara al amigo lo que él sentía, pero sin hacer mención de la palabras "homosexual", "gay" y demás etiquetas..... que se manifestara como "X" con los sentimientos que expresaría verbalmente.

Añadí que terminara diciendo que "esperaba que, por lo menos, siguieran siendo tan amigos como hasta el momento..."

¿Por qué eliminar la "etiqueta"? Muy sencillo, aquí no se trata de etiquetas sino de sentimientos de una persona hacia otra.... Y me parece que es muy diferente la respuesta en función de una persona que en función de manejarse dentro de lo que se espera al etiquetarse.

¿Que si suena complicado? Creo que no, aunque es un enfoque poco tradicional, especialmente con toda la política de ser etiquetado como lo que fuese....

Para más información, léanse a Chaman Urbano y Al Ser Distintos a partir de los enlaces de este blog.... Ellos están más al día que yo....
Y si continúan leyendo aquí, tal vez les pueda contar en qué quedó el asunto.............

6 comentarios:

Alvaro Gómez Prado dijo...

Es curioso, Alejandro, que recomiendes que lean mi blog en el mismo artículo en que reconoces ya no hablar como el psicólogo clínico, sino como el amigo que conoce algo de la dinámica.

Paso a explicar: en una entrada reciente en AlSerDistinto, titulada "Animal de Circo", recibí un comentario anónimo criticándome de forma muy particular. Mi visitante aseguraba que debo "medirme" debido a la profesión que desempeño. Aquello me dejó pensando porque en los últimos años he tratado, cada vez más, de integrar al Alvaro profesional con el Alvaro ser humano, porque sabemos muy bien que en esta profesión uno siempre va de la mano del otro.

Pensé en comentar algo más personal y recibí una forma de crítica que nunca había recibido antes. Me pregunto si a la gente le cuesta tolerar la realidad de que seamos personas también. El mismo tipo de personas que carecen de muchas respuestas y que, en cambio, son capaces de generar muchas más preguntas. Me pregunto si algunas personas preferirían relacionarse más con la imagen profesional que con el hombre detrás de las gafas, el que está, realmente, sentado en la silla terapéutica.

¿Qué piensas tú?

alejandro canton-dutari dijo...

Definitivamente que uno no puede desligarse del guión profesional. Y, sí, hay que integrar al ser humano con el ser profesional.
Pero, a lo que me refiero, Álvaro, es que en la práctica clínica no hubiera dado ningún tipo de opinión práctica... dejaría que la persona la buscase.... En cambio, ahora, siento que tengo la libertad de decir lo que pienso directamente, sin las estrategias que hay que utilizar en la clínica.
De paso, le comenté a "X" que siento que no podría volver a la clínica, porque sería perder algo de mi libertad como persona.
En fin, tal vez tu comentarista anónimo tenga algo de razón... tú aún estás ejerciendo...
Pero, también recuerdo que durante mis años de ejercicio profesional nunca dejé de manifestar lo que sentía "como Alex que, de paso, es psicólogo." A algunos les agradaba y otros no....
En fin, mi amigo, cada persona nos verá como nos quiera ver, aunque lo ideal es que haya coincidencia entre lo que quieren ver, o ven, y como uno es.... Vaya enredo filosófico!
Pero aún creo que Chaman y tú tienen información más realista que la que yo tuve, por más que esté comprobando que no estaba nada alejado de la realidad.
A.d.o.

Anónimo dijo...

Bueno doctores me permito opinar aunque se molesten: Para mí es importante que el terapeuta sea mas ser humano que un disfraz de perfección que no existe ni existirá.
Que el paciente o cliente como ustedes llaman se sienta cómodo y en el mundo real no porque este loco sino porque necesita sentir que esta en frente de alguien con el que pueda intercambiar ideas y aclarar tantas interrogantes que no se puede hacer frente a una enciclopedia llena de yo soy que al final no te deja nada positivo y te deja peor con tanto yoyo. Por suerte y en parte a esas personas negativas he buscado aire fresco y a pesar que sigo con muchos problemas siento que en algo he avanzado. En sus comentarios he leído como ustedes viven momentos de desesperanza demostrando que como humanos sufren pero "limpian sus rodillas y siguen adelante" como menciona Don Erasmo Prado el pintor del mundo diverso. No se dejen caer por los comentarios que les hacen a veces son fotografías de un mal momento o simplemente una opinión subjetiva de alguien que cree ser objetivo.

omega

alejandro canton-dutari dijo...

Omega,gracias por habernos comprendido.
A.d.o.

Alvaro Gómez Prado dijo...

way to go Omega...

alejandro canton-dutari dijo...

Omega, lo que dice Alvaro es: ¡Buena esa, Omega!
A.d.o.