viernes, 6 de noviembre de 2009

"De vuelta al futuro..." o, "lo último...."


Con todas las modernizaciones, desde económicas, sociales, quirúrgicas y ahora hasta sexuales, no pude parar de reir cuando leí en un diario una propaganda sobre "rejuvenecimiento vaginal".

Hay una serie de "ofertas de tratamiento" que suenan interesantes tales como "reparación del piso pélvico, reducción laser de labios menores y mayores, estrechamiento vaginal después del parto o con la edad....." En fin, la ciencia sí que ha avanzado.

Pero la risa llegó cuando leí que también se ofrecía "reconstrucción del himen."

La risa fue porque hace muchísimos años me llegaban damas que, luego de un "resbalón", me preguntaban si se podía reconstruir lo "perdido"..... En aquellos tiempos, y me refiero a un par de décadas, no había la alternativa en Panamá.

Ahora, pues a pasar de "señoras a señoritas".... y a meter cují.... si todavía alguien se preocupa por esas cosas....

¿Qué ofrecen para los varones que tal vez quieran algo de rejuvenecimiento?
El tema no tiene nada que ver con orientación sexual.... pero sí con orientación hacia una vida sana a través de la reconstrucción estética y tal vez la risa.....
N.B.: La foto es cortesía de Internet


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya hace años que la doctora Rosa María Briton mencionaba esto mencionaba que entre sus pacientes chicas judías se interesaban en esta técnica ya que es su tradición entregarse puras al matrimonio.

El dinero para bien o para mal todo lo logra hasta el amor o por lo menos en apariencia.

Doctor una vez escuche a mi abuela decir que un vecino usaba pamper porque no podía retener ya que era homosexual y no lo podía cerrar.

omega

alejandro canton-dutari dijo...

Omega, el comentario de tu abuela está basada en un mito... no es cierto que los homosexuales pierden el control automático del esfínter anal....
Lo de las judías... no lo creo de esa manera....
Pero, en fin, como tú dices, con dinero se puede mucho...
A.d.o.

Anónimo dijo...

En mi país natal esa oporación es conocida como "el punto de oro", cada ves que voy al supermercado Rey y me preguntan si tengo "punto de oro" salgo con una sonsira y contesto que aun no. lol

Edu