viernes, 4 de diciembre de 2009

-15-

Y, a lo mejor le llegaba a ella, también.

Se demoró más de lo que tenía pensado en el templo. De hecho, había llegado alrededor del mediodía y eran como las cinco de la tarde cuando el frío le recordó que había que regresar al hotel.

No regresó por la escalera de los peregrinos sino por otra ruta menos complicada. Pero en la medida que iba llegando a la salida fue sintiendo como que ya no había más nada que hacer en
Katmandú.

Llegó al hotel y decidió cenar lo más frugalmente posible porque no se sentía muy bien.
-"Qué raro. No he comido nada peligroso ni he tomado agua de la pluma"- pensó, repasando sus paradas para comer. -"Debe ser el cansancio." De manera que, comió algo sencillo y se fue a su cuarto.

Encendió el televisor y buscó CNN Internacional. Siempre que viajaban ponía ese canal porque lo mantenía conectado con el resto del mundo. Y no hubo ninguna dificultad en encontrarlo. También puso el "timer" del televisor, porque tenía por costumbre dormirse en algún momento de la transmisión. Y así ocurrió.

No hay comentarios: