viernes, 11 de diciembre de 2009

-20-

-"Oiga-" dijo el muchacho -"le dije que quería que comiera una comida típica nepalesa, y eso no lo va a encontrar en ningún rstaurante. Yo vivo en esta área y vamos a almorzar en mi casa."
-"Oye, el contrato turístico no incluye que cargues conmigo.
-"No tiene gracia ir a un país y no conocer cómo vive su gente.... los hoteles no son lo mismo.
-"Bueno, en eso estamos de acuerdo. Acepto, pero si me dejas pagar como en un restaurante."
-"Eso depende de lo que diga mi madre, y lo dudo."

La casa de dos pisos le recordó el edificio en el cual vivieron cuando regresaron de los Estados Unidos, por allá por los '50. Abajo había un almacén pequeño o tienda y arriba vivía la familia.

Pidió prestado el baño y entró a un cuartito con un hueco en el suelo y un baldecito con agua, lo que los gringos llaman "squat toilet" y yo traduje años atrás por "añingotadero" cuando ella fue a un baño en un McDonald's en Hong Kong y se encontró con el asunto. Ella nunca aprendió a usarlos. Él ya los había usado antes en Europa y el malabarismo no fue más incómodo que lo esperado para un occidental.

Lo que sí fue una experiencia nueva fue cuando la madre, creo que el padre y el muchacho lo invitaron a sentarse en el suelo alrededor de los platos con comida colocados sobre una alfombra.

Sin mayor aspaviento cada uno fue metiendo la mano derecha y colocando cosas encima de una hoja de plátano.

La manera de sentarse fue intersante, porque le recordó a los campesinos panameños cuando están "añingotados", o sea sentados sobre sus talones. Pero el viejo tuvo que sentarse con las piernas cruzadas porque sus pies no lo sostenían en lp que parecía la posición tradicional nepalesa. Le explicó la razón al muchacho y él se la tradujo a los señores y asunto arreglado.

No hay comentarios: