lunes, 21 de diciembre de 2009

-26-

COPA recién había inaugurado su ruta Panamá - Belo Horizonte, Brasil. Y al viejo se le ocurrió que sería una buena oportunidad para hacer un viaje de pocos días. La única diferencia iba a ser no viajar acompañado.

-"Ya está bueno de esta vaina.... si me va a dar algo me dará y se acabó." En realidad, con frecuencia revivía la mala experiencia del ataque de pánico en Bocas del Toro, y decidió que tenía que enfrentar el estar solo.

El vuelo nocturno tomó siete horas, durante las cuales hasta logró dormir, cosa poco usual para él en estas circunstancias. Y ya en el aeropuerto de Belo Horizonte se encontró con que habían reprogramado el horario del autobus a la ciudad para que pudiera transportar pasajeros del vuelo panameño. De hecho, COPA era la única aerolínea que realizaba vuelo desde dicho lugar hacia fuera de Brasil sin tener que pasar por Sao Paulo o Rio de Janeiro.

Ya un compañero de vuelo le había comentado que los nativos de la ciudad al sur de Brasil tenían una personalidad social bastante campesina.

-"Son inmigrantes europeos que se dedicaron a la agricultura unos y a las minas de Ouro Preto. Pero luego tuvieron que construir una ciudad más adecuada. Empero, las costumbres sociales son de pueblo.... aún dan los buenos días al toparse entre sí en las mañanas."

Y ya en el hotel, ubicado en una área residencial pero comercialmente céntrica, se halló en un pequeño apartamento con su sala, cocina, baño y recámara aparte. El lugar ideal para estar "en familia." Aunque, en este caso, sería "a prueba de sin familia."

No hay comentarios: