viernes, 25 de diciembre de 2009

-30-

Los dos días siguientes los pasó recorriendo Belo Horizonte especialmente a pie, aunque de vez en cuando tomaba un autobus si se sentía demasiado cansado para regresar andando.

Continuó desayunando acompañado, pero alternó con una señora que también estaba participando en la convención farmacéutica. La conversación giró sobre el tema del VIH hasta que la dama empezó a preguntarle por qué estaba en la ciudad y, cuando se enteró de que era viudo, jubilado y básicamente perezoso internacional, pareció estar más interesada en la disponibilidad social que en el tema en cuestión.

De manera que, de alguna manera elegante apresuró la ingestión de sus alimentos y se excusó para "huir del peligro...."

Estuvo muy consciente de la huída y decidió analizar la acción en algún momento durante su estadía en la ciudad brasilera. Lo haría utilizando la técnica de "silla vacía," en la cual hablaría con ella para poner el futuro en la perspectiva realista.

No hay comentarios: