martes, 6 de enero de 2009

Influencias del abuso sexual y la pareja gay


Éste no es un tema muy agradable de leer, pero me han llegado consultas relacionadas con personas cuya pareja no logra llevar a cabo una relación sexual satisfactoria.
La descripción es que o no logra mantener la erección adecuadamente o, por el contrario, el sexo se convierte en algo “violento”.
En la parte “violenta” del proceso, el recipiente no siente placer sino dolor, lo cual sí le produce placer al “proveedor.” (De paso, no sé si estoy utilizando el término correcto, pero para que se entienda mejor estamos hablando del “activo” o “pasivo”, por usar la terminología corriente).
La relación tiende a tomar características muy similares a las que se encuentran en las parejas de alcohólicos..... justificaciones de “pobrecito él que sufrió tanto el abuso...” “estoy tratando de ayudarlo....” Y, al final, la persona termina disminuyendo su auto-estima a tal nivel que cree que lo que está viviendo es lo que se merece.
Tal vez haya que recordar que el "abusador" que fue abusado en su infancia muchas veces rechaza el sexo y castiga a la pareja sexual, inconscientemente haciéndole sentir el dolor que le causaron a él. Y tomemos en cuenta que el dolor no es solamente físico sino también emocional.
Bueno, mi recomendación siempre ha sido muy práctica: Para ser terapeuta se requiere muchos años de estudio..... Y, el que se mete a terapeuta sin serlo terminará haciéndose daño y, de paso, reforzando el trastorno de la otra persona.
¿Qué hacer? Muy sencillo: proteger la salud mental propia! Y mejor huir a tiempo...!
De paso, esto no es exclusivo en las parejas gay; por eso mencioné el alcoholismo, que presenta una dinámica similar en parejas heterosexuales.
En el caso de las parejas de los alcohólicos existe la agrupación Al-Anón, que les brinda apoyo.
No sé si existe algo similar para los abusados sexualmente por sus parejas..... yo no conozco ninguna.