lunes, 12 de enero de 2009

¿Conviene ser "padrino"?.... pronóstico a largo plazo


Recuerdo varios comentarios que giraban alrededor de la conveniencia de aceptar ser padrino de algún sobrino o sobrina de la pareja del momento.
En realiad, el propósito de ser padrino, según el Cristianismo, es fungir como "padre substituto" -- tanto socialmente como económicamente -- si hubiese la necesidad.
En las terapias de grupo se mencionaba que las relaciones de pareja gay no son muy duraderas. Si esto es cierto, habría la posibilidad de que al terminar, los "ahijados" se quedarían sin "padrinos."
Tengo la impresión de que es posible que en la petición por parte del tío del infante-candidato-a-ahijado haya un intento, inconsciente, de imponer un "sello de seguridad" a la relación.
Pero me parece que resulta un sello similar a una "falsa seguridad."
En resumen, aún entre los noviazgos heterosexuales me parecía que no era buena idea aceptar los padrinazgos o madrinazgos.
Mejor dejar este rol para los familiares "de sangre." Tampoco hay garantía, pero el riesgo de "orfandad religiosa" es menor.
Me parece....
Pero ¿qué les parece a ustedes?