miércoles, 21 de enero de 2009

Mendigos ... y sigue el asunto


El Dr. Álvaro Gómez envió el siguiente comentario como una respuesta a alguien en la primera entrada sobre el tema. Creo que vale la pena subirlo a categoría de "post".

"¿Entonces Doctores? ¿Como debemos vivir esta vida de soledad? ¿Como llenamos
estos espacios vacios? ¿Estas necesidades afectivas? ¿Sobre todo para aquellos
que decidimos vivir una vida fuera del closet y que intuimos que no es solo el
precio social, sino mas bien, el mas caro, el precio de que al final estaras
solo?"En el fondo, mi estimado, todos tenemos esas necesidades. Si no las
tuvieramos no podríamos enamorarnos y enamorarse, camarada, es el estado
placentero por excelencia. Así que, sin esas necesidades, nos perderíamos una
parte muy buena de la vida.Recuerdo que una de mis canciones favoritas ("nobody
lives without love") habla sobre "the heartbreak that love always brings" (el
dolor que siempre trae el amor) y en alguna medida es así. El amor trae consigo
la pérdida y el desencanto, así como la insatisfacción, porque el tamaño de la
idealización y placer de la fantasía que se vive el enamorado no puede dejar
nada menos que frustración y soledad al no cumplirse. Y muchas veces no se
cumple.¡Pero qué bien se siente cuando uno está enamorado!