viernes, 13 de febrero de 2009

Hay una mente gay?


Los que me conocen saben que cuando tengo dudas me meto de cabeza en la ciencia primero y en la sociología después. Lo primero da información de investigación bastante directa, y lo segundo tiene que ver con las opiniones de los que vivimos dentro de un contexto especial, ya sea por derecho propio o por asociación.

En 1991 el Dr. Simon LeVay hizo un estudio intresante en cerebros de personas varones homosexuals que murieron debido al VIH/SIDA. Y encontró que había una diferencia en el volumen de los cuatro núcleos cerebrales del hipotálamo anterior.
La diferencia consistió en que en el núcleo 3, el tamaño de INAH-3 – las células intersticiales del hipotálamo anterior – era igual al de las mujeres y más pequeño que el de los varones heterosexuales.
Ya anteriormente se había determinado que en dicho núcleo hay diferencias entre ratas macho y hembra, y que esta área afectaba el comportamiento sexual.
Los estudios de Le Vay tuvieron muchísimas críticas y, como todos los demás, no son concluyentes.
Pero, me pregunto: Aún si fuera cierto ¿tiene esto algo que ver con el “contenido” de pensamiento? Creo que de este factor es que hemos estado hablando.

Pero, lo importante de haber escrito ésto es que gracias al intercambio de opiniones con Anónimo se me fue el "writers block" y he vuelto a soltar la mano y se volvió a llenar el "pozo cerebral."
Y, los que no están de acuerdo, por favor, atrévanse a disentir. De eso se trata este blog: que todos aprendamos, independientemente de qué orientación sexual nos apliquen o nos apliquemos.
Nota: No le pedí permiso a Álvaro, pero su dibujo sobre la mente-árbol de la diversidad me pareció muy apropiado para esta entrada.... y como ya está en internet...