viernes, 19 de junio de 2009

Y ahora lo contrario: Macropene


El estereotipo de la fantasía masculina es tener un macropene -- más de 8 pulgadas en estado erecto.

Y en la comunidad homosexual en general el estereotipo de la pareja ideal es que no solamente tenga, como mínimo, esa longitud sino un grosor que lo acompañe.

Bueno, lo cierto es que no todas las personas que vienen con equipo dotado de tales características las pasa muy bien. "A la hora de la hora" muchos le salen huyendo porque pueden producir mucho dolor si se intenta la penetración anal. Y, en el peor de los casos se puede producir una peritonitis por perforación del intestino.

Y recuerdo que en el artículo de The Advocate que tenía que ver con la imagen corporal se hacía referencia a un varón que rechazaba su pene por macro.... Pueden buscarlo en entradas anteriores....

En conclusión, ambos extremos son un problema. La diferencia está en que los pequeños pueden agrandarlo artificialmente ..... ya la ciencia lo ha logrado. Pero los grandes, ni modo que les corten un pedazo....
Nota: la foto es cortesía del internet.