miércoles, 8 de julio de 2009

Internet y sexo


Un amigo me sugirió tocar el tema de las personas que, aparentemente, utilizan el internet como estimulación sexual.
En el caso en especial, el sujeto tiene su pareja pero, cada vez que tiene la oportunidad, se conecta a internet para ver pornografía gay.
De hecho, en mi práctica tuve la oportunidad de atender personas, varones, tanto homosexuales como heterosexuales, que también parecían preferir el llamado "sexo por internet" al sexo con su pareja.
En estos casos estamos hablando de un comportamiento adictivo, que para ser tal requiere de tres condiciones: a) Saber que es negativo, b) No querer hacerlo y c) No poder dejar de hacerlo.
Mas, generalmente, parece que existe un factor predisponente de personalidad, que hace que algunas personas se conviertan en adictas y otras no.
Aparte de la disminución de auto-estima que causa la adicción, las parejas sufren también porque terminan sintiéndose relegadas.
Y, en otros casos, el comportamiento adictivo puede ser tan fuerte que actividades primordiales como trabajar, estudiar y aún compromisos sociales se dejan a un lado.
Es importantísimo buscar ayuda profesional.