miércoles, 15 de julio de 2009

Tercera edad, LGBT y vivienda


Como comentario me llegó este interesante artículo sobre las personas LGTB y la tercera edad. Decidí que era demasiado importante como para dejarlo entre los comentarios.
Agradezco al Anónimo que lo envió:

"Old souls" -- "Almas jóvenes de tercera edad..."(Entrada original)


Suecia planea abrir su primer asilo para ancianos gays.

El primer asilo para ancianos homosexuales fue abierto en Berlín el año pasado, ahora Suecia quiere seguir el ejemplo alemán abriendo casas de asistencia “gayfrienly”.

Los ancianos gays y las ancianas lesbianas de Estocolmo podrían tener la posibilidad de ingresarse en un asilo especial para ellos: Las autoridades de la ciudad recientemente autorizaron la privatizaron de residencias y asilos, lo que abrió las puertas para un proyecto de asilo que atendería a ancianos homosexuales. La nueva residencia llevará el nombre de Regnbågen ("Arcoíris").

El líder del proyecto, Christer Fällman dijo “Queremos evitar lo que ha ocurrido algunas veces: que un pensionado no se atreva a decirle al personal de su residencia que el hombre que lo visita todas las semanas, desde hace años, es su novio”.

Dijo también que la idea ha sido apoyada por las autoridades de Estocolmo, pero no ha podido progresar ante la crisis económica.

Fällman expresa que aunque el asilo atenderá prioritariamente a gays y lesbianas, estará abierto para cualquier persona de la tercera edad. "Lo único que queremos es que, quien viva aquí y sea gay, no tenga que regresar al armario”.

“Ya existen residencias para hablantes de finés, y pronto tendremos para quienes hablen griego, turco y español. Ahora queremos crear residencias donde las personas mayores LGBT puedan hablar su propio lenguaje y se sientan seguras de hacerlo”.

Fällman actualmente trabaja con las compañías dueñas de asilos para determinar su nivel de interés en pensionar a ancianos LGBT. Espera que la casa para ancianos gays se abra como máximo, en dos años.

La realidad es que casi todas las personas, independientemente de orientación sexual, llegarán a la tercera edad, pero no todas tendrán los cuidados físicos, psicológicos y sociales que les protegerá de peores cosas como el Alzheimer.

Y, en los Estados Unidos se ha reportado una gran cantidad de personas mayores "diferentes" que han sido abandonados, aunque ya existen pequeñas comunidades como las que se están desarrollando, poco a poco, en Europa.

Panamá no escapa de lo mismo, y me consta que hay muchas personas mayores del grupo a que me refiero y que están preocupados por su aislamiento social y poca preparación para el futuro.