miércoles, 5 de agosto de 2009

De vuelta con la tercera edad....


Mi madre tiene 90 años y está lidiando con el Alzheimer, pero todavía es capaz de mantener una conversación lógica e interesante si nos limitamos a frases y conceptos básicamente simples.

Vino a almorzar conmigo y entre un asado que no me quedó mal, un postre que casi nos mata con calorías y un café al estilo mío, terminamos hablando de las vueltas de la vida.

-" Mamá, quién hubiera adivinado que al final nos quedamos ambos solos."

-" Yo tenía muchas amigas de mi edad y casi que solamente quedo yo"- me contestó.

-" Por suerte que mis amigos son todos más jóvenes que yo"- le respondí.

-" Eso está bien, porque nunca te vas a quedar solo -" me dijo, y continuó -" los amigos son importantes porque los hijos tienen sus propias cosas que hacer."

Como ven, esta fue una conversación muy sencilla, pero llena de sabiduría, y creo que es importante que los que leen este blog la tomen en cuenta.

Puede haber muchas interpretaciones, unas buenas y otras no tanto, sobre las personas de tercera edad teniendo amistades jóvenes. Pero, si se maneja adecuadamente, siempre habrá compañía, lo cual retrasa el Alzheimer, estimula el sistema inmunológico y la salud mental.
Bueno, el que prefiera una mascota, mejor que se consiga un loro, tortuga o perico -- duran muchos años......