sábado, 30 de enero de 2010

Síndrome de Achicharramiento -- "Burn-out"


En días pasados tuve la oportunidad de leer un comentario bastante personal de Álvaro en su blog "http://www.alserdistinto.blogspot.com/". En el mismo aparecen señales muy importantes de lo que yo denominé hace años Síndrome de Achicharramiento, y que los gringos llaman "burn-out" o quemarse.

Creo que en el fondo todos los que estamos, o estuvimos, en profesiones de ayuda personal, tendemos a tener un ideal tal vez basándonos en la idea profunda de ser capaces de solucionar todos los problemas de la humanidad. Nos creemos super-héroes, aunque no lo digamos....

Y nos metemos de cabeza en la batalla.

Pero, de repente, sentimos que la lucha no vale la pena.... "nada cambia...." "mejor hago algo que me gusta más....." Y, luego de un tiempo, aparece o una furia que se enciende y se apaga, una tristeza que va y viene y un cuestionarse contínuo.

Lo sentí cuando dirigí APACSIDA, la punta de lanza en la batalla contra la discrimación contra las personas viviendo con el VIH en Panamá. Y después de cinco años tuve que tranferirle las riendas a otra persona.... ¿Qué quedó? En principio, un mal recuerdo. Porque después del achicharramiento queda el olor a quemado.

De manera que, cuando estemos inmersos en lo que creemos que es una cruzada, sugiero recordar que Superman solamente existe en las cómicas y en el cine. Y hay que buscar una actividad paralela que no tenga nada que ver con la profesión y gozarla al máximo.

NB: Superman cortesía de internet

viernes, 29 de enero de 2010

-54-

Un día le tocó atender una pareja que estaba próxima a la llegada de un nuevo vástago. Y al finalizar la consulta la madre le comentó:

-"¿Te gusta la música coral?"

-"Me gusta cualquier música clásica."

-"Hay un concurso coral en Arezzo, y participan coros de todo el mundo. Leí que viene uno de tu país. Se llama Música Viva. La información te la recorté del Corriere Della Sera."

El muchacho leyó y recordó que cuando venía para Italia el coro estaba iniciándose en Panamá, y que había ganado un premio importante en Colombia. Y, por lo visto, era bueno porque ya había estado en Europa antes. Además, se presentaría un domingo en el Vaticano durante la misa de medio día.

Ir a Arezzo se la haría difícil, pero podía ir a la catedral. Además, Aldo estaba en Roma y lo invitó a acompañarlo; lo cual hizo con alguna reticencia. Él hubiera preferido dormir más en una mañana de domingo.

jueves, 28 de enero de 2010

-53-

Soñó que estaba en el recinto vacío con la estatua del David. Y, mientras la contemplaba, el gigante, ya no como estatua, se le acercó y lo cubrió con un abrazo más fraternal que sexual que le hizo sentir el calor al salir del Arno.

¿Qué significaba que una estatua viva de cientos de años le hubiese regresado tibieza a su vida?
-"Lástima que el Doc no esté aquí" - pensó. "A él le fascinaba buscarle la quinta pata al gato."

Pensó escribirle a su ex-terapeuta, pero recordó que se fue a Italia sin despedirse y se le bajó el entusiasmo. -"Aunque con su paciencia no debería haber problemas si le escribo." Y engavetó el proyecto para más adelante. Sabía que én algún momento haría el contacto.

"Cuando el proceso terapéutico es adecuado siempre queda una puerta que puede abrirse"- recordó que alguien había comentado.

miércoles, 27 de enero de 2010

-52-

Excepto aquello de desempeñarse como "prostituto de altura" le había provocado cierta culpabilidad inicial, pero la neutralizó manteniendo una fidelidad total. Aunque estaba convencido de que Aldo no la cumplía.... pero, era el precio a pagar.

Se convenció de que había emulado el rol de su madre, quien siempre excusó las infidelidades del marido con la justificación latinoamericana de "él es hombre..." y "si se va no tendremos quien nos mantenga..." Aunque sí cuestionaba lo de no tener lo de la manutención. Él podía solo, pero había decidido que no fuera así.

Pero entrar al río fue como regresar al útero materno pero frío y no tibiamente protector. Salir del agua buscando mejor temperatura fue como un renacer. Y algo en su interior le dijo que debía haber algo que produjera mayor calidez emocional. Ya la frialdad de su estilo de vida le estaba empezando a congelar sus sentimientos.

martes, 26 de enero de 2010

-51-

Su turbación fue tanta que en un impulso al caminar sobre las aceras bordeando el río Arno que recorre la ciudad de Florencia vió un grupo de personas inmersas en sus engañosamente limpias aguas. Se quitó la ropa, quedó en calzoncillos y se tiró al caudal acuoso.

Como había más gente no se sintió ridículo y sus amigas reían como madres orgullosas ante las travesuras de un niño que ya frisaba los treinta años.

El frío del agua le disminuyó la urgencia sexual que surgió con una fuerza inesperada frente al David.

Y en algún momento recordó una conferencia de su terapeuta en la que expuso su hipótesis sobre la tercera edad iniciándose a los treinta años para los gay.

Ya estaba en los albores de dicha década e hizo un rápido recuento de sus alcances. Dinero en el banco... suficiente para vivir un par de años sin trabajar ... una pareja a tiempo parcial ... un trabajo permanente que le satisfacía. Pero sentía una intranquilidad entre física y emocional que le intrigaba. Era como si la seguridad que había adquirido no fuera suficiente.

lunes, 25 de enero de 2010

-50-

El escape, frustrado, al Principado de Mónaco, le dió una vía de libertad de su monótona vida como profesional.

Y decidió que aprovecharía todas las oportunidades que tuviera para conocer Italia. Esta alternativa se le hizo graciosa porque recordó que nunca había ido a Las Tablas en Panamá a participar de los carnavales. Allá había un slogan publicitario que leía: "Conozca Panamá primero y después el extranjero." Pues, sería al revés.

Ya tenía algunas amistades en el hospital, especialmente entre sus colegas femeninas. Una lo invitó a pasar un fin de semana en Florencia, unas cuantas horas desde Roma. Y se quedarían en casa de familiares, abaratando el costo del escape.

Como era de esperarse, la visita a la estatua del David de Miguel Ángel era una meta fija. Y quedó completamente paralizado por la perfección de un cuerpo humano que solamente podía lucir como tal esculpido en piedra, donde el paso de los años no cambiaría músculo en grasa, tersura de piel por arrugas y descenso de testículos por vejez.

Nota para bajar libros de internet

Tengo entendido que para poder leer los libros que se bajan de e-bookio.com es importante tener instalado Adobe Reader 9. Si no el archivo no se puede leer.
También se pueden leer en e-bookio sin necesidad de bajarlos, y eso ahorra papel.
Gracias

sábado, 23 de enero de 2010

El VIH y la tercera edad


Me llegó una consulta anónima que quisiera poner a la consideración de los lectores. No sé qué contestar.


"Tengo casi 75 años y tengo una pareja VIH + de 60. Curiosamente, no parece preocuparme lo del contagio, tal vez porque con los antiretrovirales la enfermedad ya es como la diabetes.

Le consulté a un amigo de aproximadamente mi edad y me dijo que a estas alturas de nuestras vidas no vale la pena andar preocupándose por estas cosas. Y hasta me sugirió ni siquiera hacerme pruebas. "Si te sale positiva pasarán como 10 años para que haya alguna señal, y para ese entonces probablemente ya te hayas muerto de otra cosa...."

Yo nunca había escuchado algo así, pero me sonó lógico. A esta edad uno se preocupa por la próstata, la presión, el azúcar y un montón de otras cosas.

No creo que quiera reforzar el temor a el contagio y correrme el riesgo de perder una relación de pareja que está funcionando bien."


Como se podrán imaginar, la teoría dice que hay que protegerse pero, aparentemente, esta pareja ha decidido obviar el uso del condón.

Mis conocimientos son muy teóricos, pero veamos qué dicen los colegas desde el ángulo práctico.

viernes, 22 de enero de 2010

-49-

Encontró un pequeño hotel frente a la estación. De hecho, casi todas las estaciones de tren italianas tienen hoteles en sus alrededores. Y tomó una pequeña habitación con el baño al final del pasillo.

Pasó el día recorriendo la ciudad de Romeo y Julieta, que mantenía suficiente de su antigüedad como para imaginarse a los amantes de Verona corriendo entre sus callejuelas. Lástima, pensó, que no había gelato en aquél tiempo.

La Arena di Verona era una construcción que recordaba los coliseos romanos, aunque no le pareció que fuera realmente antigua. Y la presentación de Pagliacci estuvo a la altura de sus expectativas.

Como ya había comprado su boleto de regreso a Roma anduvo caminando al salir de la presentación, pero encontró que todo cerraba bastante temprano. De manera que no pudo tomarse la copa de vino que le apetecía.

Al entrar al compartimento del tren vió que había cuatro personas. Iba a ser un viaje diurno y, por lo visto, acompañado por una familia de padres cuarentones y un par de hijos adolescentes.

No tuvo ninguna dificultad en entablar conversación. A pesar de que hablaban uno de los tantos dialectos italianos se comunicaban en italiano regular con nuestro joven.

jueves, 21 de enero de 2010

-48-

Un día amaneció con ganas de hacer algo de turismo aventurero, y decidió tomar el tren un viernes para ir a Mónaco. Como no tenía que gastar de su dinero había logrado ahorrar una cantidad considerable a través del tiempo. Y, viajar solo no le molestaba porque como "de todas maneras siempre estoy solo...."

De manera que fue a Termini, la estación de tren de Roma, y pidió "un biglietto per Mónaco."
Lo compró en primera clase porque, aún así, los trenes italianos en aquellos tiempos no tenían los asientos más mullidos del mundo. Y tampoco quería comprar uno de "wagon lit" porque le parecía demasiado caro una cama para un viaje nocturno. Con suerte tendría un puesto para tres en el compartimento y lograría dormir bien.

El tren partió a las once de la noche, y el joven se durmió casi que de inmediato al vaivén de la mecedora mecánica que parecía el vagón. Despertó súbitamente cuando dejó de mecerse al detenerse en una estación. Miró hacia afuera y leyó Verona, la última estación antes de cruzar la frontera para Alemania.

-"¿Qué carajo?"- Tomó su maletín y se apeó rápidamente para dirigirse a la ventanilla de venta de tiquetes.

-"En efecto, ese tren va para Mónaco. O sea Munich"- le respondieron.

Y resultó que debió pedir un boleto para Il Principato di Mónaco en lugar de Mónaco a secas.
De manera que decidió quedarse a ver la ópera Pagliacci, cuya propaganda estaba en una pared de la estación de tren.

miércoles, 20 de enero de 2010

-47-

Parte de la "picazón" parecía debida a la nueva ausencia de Aldo, quien se había trasladado a Médicos Sin Frontera y había aceptado una permanencia de un año en Haití. Y, por muy altruísta que fuera la acción causaba mucha molestia por la falta de continuidad en la relación.

-"¿Por qué tienes que estar trabajando en una organización en la cual no puedes estar en un lugar por mucho tiempo?"- fue su interrogante.

-"Bueno, sí voy a estar meses seguidos, pero en Port-au-Prince" - le respondió en medio de una carcajada.

-"No le encuentro la gracia..... ¿para eso me trajiste desde América? ... mejor me hubiera quedado en Panamá."

Pero no le quedó más remedio que aceptar la situación. Aldo, por alguna razón sólo conocida por él mismo, no podía quedarse en su país a trabajar, y necesitaba vivir una aventura constante.

Por su parte, el muchacho se encontraba muy ocupado en su trabajo y no tenía tiempo para pensar mucho sobre la extraña situación de pareja. Y en esta ocasión Aldo regresaría cada tres meses por una semana.

Al final, pensaba que habría una compensación ya que el médico siempre dijo que quería comprar un piso en Panamá para, eventualmente, irse a vivir allá.

Pero, la psique del enfermero parecía estar preparando una protesta.

martes, 19 de enero de 2010

Guía II gratis en internet


Logré poner en http://www.ebookio.com/ el Tomo II de Guía..... correspondiente al 2008-2009.

Se puede bajar gratis en internet haciendo click sobre la foto del libro.

Machito está siendo el más popular de todos los del sitio, pero el mismo es relativamente reciente y lo han llamado el YouTube de los e-libros.
-46-

El Monte Caprino no estaba incluído en la ruta de los turistas, aunque estaba ubicado a la derecha del gran monumento a Vittorio Emanuelle conocido como La Tarta y para aquellos que por curiosidad se adentraban en el bosquecillo se encontraban con suaves colinas atravesadas por angostos trillos, algunos empedrados y otros de tierra seca.

Lo más agradable de caminar por el Monte era andar entre arbustos y árboles que tendían a brindar una sombra acogedora y aún en el ferragosto protegían contra terrible calor veraniego italiano. Además, se percibía un aura de intimidad pero que, curiosamente, no parecía aprovecharse.

El muchacho que sí se sintió atraído por el lugar pudo observar que había mayor presencia de carabiniere o policías que en otros ámbitos de la ciudad. Y, siendo una persona bastante curiosa, preguntó en el hospital qué tenía de particular el parquecito.

-"Gli finocchi"- fue lo que le dijeron, añadiendo luego que ese era un punto de encuentros sexuales muy conocido, especialmente de noche.

Y con esta información fue presentándose la curiosidad particular del joven enfermero.

lunes, 18 de enero de 2010

Guía para gays.....Gratis en internet



Ya se puede bajar de internet el libro Guía para gays, familiares y amistades, que recopila el primer año de este blog -- 2007-2008.

Como era muy caro, logré acondicionarlo para ubicarlo en un sitio para que pueda ser bajado gratis.

Se puede "clickear" sobre la foto del libro en esta página o en el siguiente enlace: http://www.ebookio.com/docs/53/gu%26Atilde%3Ba-para-gays-familiares-y-amistades.html
Ya estoy trabajando en hacer lo mismo con el siguiente libro, el de 2008-2009.

Y Machito ya se puede bajar, también poniendo el cursor sobre la foto y seguido de su respectivo "click."
-45-

El factor sorpresa fue más bien una reminiscencia de su vida sexual en Panamá. Encuentros sexuales con hombres casados habían sido frecuentes en una cultura en la cual nadie se consideraba homosexual a menos que fueran "pasivos."

Mas, parecía que tal vez a través de algún proceso de maduración adulta, por lo menos así lo concluyó, empezaba a cuestionar por qué algunas cosas ocurrían y por qué algunas personas llevaban a cabo acciones que traicionaban lealtades como las que se esperan en un matrimonio.

Y rechazaba, en Italia, la idea de irse a la cama con alguien que estaba en el proceso de adquirir la responsabilidad de ser padre, y más cuando él tuvo alguna participación en la misma.

En la otra cara de la moneda, fue la primera vez en muchos meses que se sintió responder sexualmente a otro hombre. Y esto lo hizo sentirse moralmente incómodo, tal vez por primera vez en su vida.

sábado, 16 de enero de 2010

¡Cuidado con la grasa abdominal!



Recibí el siguiente artículo publicado en Bloglines y escrito por Danny M.



¡Viva las cartucheras, abajo la grasa abdominal! Eso es básicamente lo
que podríamos decir de lo que se desprende de un nuevo estudio publicado en la
revista International Journal of Obesity.

Lo ideal está claro que es estar en el peso correcto, no tener grasa
acumulada ni en uno ni en otro sitio. Pero puestos a investigar, los científicos
han determinado que es mucho más perjudicial tener grasa acumulada en el abdomen
(¡hay que bajar esa curva de la felicidad!) que la grasa que se acumula en el
culete y en las piernas.

Por un lado comentan que los que tienen forma de pera, más grasa en
piernas que en abdomen son más sanos porque tienen más colesterol del bueno y
menos del malo que los que tienen forma de manzana. Además la grasa del abdomen
está compuesta por grasa visceral que libera ácidos grasos libres que atacan al
hígado y riñones.

La verdad que os invito a que leáis el artículo porque a mí me ha
parecido muy interesante. En principio las más beneficiadas con las mujeres que
por naturaleza tienen más propensión a acumular grasa en las piernas y glúteos.
Pero no hay que perder para nada la pisa a este tipo de estudios. Y eso sí,
hacer deporte y llevar una dieta sana lo mejor.

viernes, 15 de enero de 2010

-44-

Durante su primer año pudo mantenerse totalmente dedicado a su trabajo y a lo que él llamaba sus "atenciones de pareja," que más bien eran atenciones a Aldo. Y lo cierto es que tampoco le quedaba mucho tiempo para otras actividades.

Empero, un día tuvo una experiencia inesperada durante una de las sesiones con una pareja que estaba supervisando para su próximo parto. Todo empezó de una manera bastante inocente.

Los Manfrini, un binomio de alrededor de 25 años cada miembro, habían asistido a todo el proceso de preparación en el cual el joven experto era el instructor. Pero en la última sesión el muchacho se percató de la insistente mirada del futuro padre.

Rápidamente hizo una evaluación del Sr. Manfrini y concluyó que estaba en un valor de EDAS-3, significando que le resultaba atractivo tanto estéticamente como sexualmente. Ésto ya lo había aprendido en las terapias de grupo hacía años en Panamá. Y sabía que debía tener cuidado porque la siguiente etapa significaba que estaría dispuesto a aceptar una actividad sexual si el sujeto lo sugería. En todo caso, él no tomaría la iniciativa, que ya sería subir al máximo nivel.

¿Qué le hizo ubicarse en EDAS-3 ante el futuro padre? Sintió el descenso de una gota de fluído seminal o Fluído de Cowper a través de su uretra y, aunque no sintiera erección, para él ya era señal de que su cuerpo estaba preparándose para un encuentro sexual.

jueves, 14 de enero de 2010

-43-

Después de haber visitado muchos hospitales y clínicas tanto públicas como privadas encontraron el Ospedale San Pietro Fatebenefratelli, el cual sería eventualmente re-ubicado en la Vía Cassia. De hecho, había tomado el curso de preparación para el parto en dicho Centro.

Había aprendido el curso Lamaze, educación prenatal y otras estrategias que el joven estaba preparado para desempeñar. Y luego de varias entrevistas y recomendaciones tanto de Aldo como de ex-profesoras de enfermería fue aceptado.

Ser el único varón en el equipo de enfermería lo hacía sentir como "Bendito tú eres entre todas las mujeres....," aunque sin aquello del "fruto de tu vientre." Aunque la mayoría de ellas eran matroncitas que lo trataban más como hijo que como compañero.

Y adquirió mucha popularidad tanto entre las pacientes como entre el resto del personal del hospital.

Con este perfil se acomodó a su nueva vida profesional.

miércoles, 13 de enero de 2010

-42-

Cuando Aldo regresó se sorprendió de la facilidad con que el muchacho se desenvolvió en el aeropuerto y al entrar a una heladería para celebrar su regreso.
Luego fue más notorio el progreso posterior en la clase de preparación para el parto.

Ya había dejado de ser analfabeta en italiano y se podía pronosticar su aceptación en cualquier hospital como enfermero especializado.

Fue en esta etapa que Aldo inició los trámites para obtener tanto el permiso de trabajo como la visa de residencia. Y, como era de esperarse, era una etapa apropiada para ingresar a la fuerza socio-económica-laboral italiana. Por lo que al cabo de casi un año el joven obtuvo su status migratorio permanente.

Aunque, Aldo no dejaba de enviar mensajes sobre su inherencia en el asunto. El meta-mensaje era claro: -"Soy tu dueño." Y lo anterior se acompañaba de una advertencia: -"No tienes que poner ni un centavo. Yo lo pago todo... aunque trabajes."

En Panamá situaciones como éstas eran definidas en la terapia de grupo como prostitución de altura... pero, en general, sí había la creencia de que "el que más tiene paga..." A lo que el terapeuta añadía: -"El que paga manda."

martes, 12 de enero de 2010

-41-

A través de las terapias de grupo aprendió a prestar más atención a lo que pensaba de sí mismo que a los comentarios del público. -"En fin-" decía el terapeuta -"a todos nos miran, a unos por feos y a otros por bonitos." Y, siempre concluía: -"Lo malo es cuando siempre se pasa desapercibido... como si no se existiese."

Pero la palabrita italiana sí fue parte de un choque cultural. Y, en cierto modo, al inicio percibía la sociedad italiana con algo de desprecio.... Panamá era moderna, Italia era ambigua ... que no había supermercados y cada vianda se compraba en una tienda distinta... Descubrió que era un país en el cual sus habitantes luchaban para estirar sus Liras. En Panamá podía comprarse una camisa para cada fiesta. Los italianos guardaban una para múltiples ocasiones.

El desodorante personal era de poco uso, y el olorcito le molestaba, especialmente en el transporte público durante el verano. Y se empezaba a sentir un rastro de rechazo a los extranjeros, especialmente de algunos países suramericanos, Albania y África del Norte. Entre más oscuros, indiados y chaparros peor.

Por suerte él era claro, alto, y su única señal de genes indios se sugería en sus ojos.

lunes, 11 de enero de 2010

-40-

En la década de los 80 todavía no había tomado fuerza lo que hoy se denomina verbalización "políticamente correcta," y sí le sorprendió escuchar el improperio. Y rápidamente hizo una evaluación de su vestimenta, la cual no encontró mayormente diferente a la de cualquier congénere de su edad.

¿Ademanes feminoides? En terapia aprendió a eliminarlos, aunque estaba consciente de ser un poco más "fino" que los panameños de su generación. Ya le habían dicho a sus padres que no sería el "machazo" pero no sería rechazado por su comportamiento social. Y esto había resultado ser cierto.

Lo único que le quedaba era lo que su madrina no se cansaba de repetir: -"Es demasiado bonito para ser hombre."

De hecho, se pagó una parte de su carrera uiversitaria trabajando como modelo luego de tomar un curso de modelaje en una agencia local. Y era bastante bueno porque su rostro se veía en vallas publicitarias a través del país. Mas, ya una vez graduado, sintió que su atractivo ya había cumplido su cometido.

Claro, esto fue relativo, porque luego aparecieron los deseos de vivir su vida más libremente, y vislumbró que había una manera más fácil de lograrlo.

Y ahí empezó a ver a su alrededor en busca de patrocinador.

domingo, 10 de enero de 2010

Fidelidad vs. Lealtad II

Un lector me envió esta publicación del Dr. Álvaro Gómez Prado:

Creo que deberíamos iniciar haciendo algunas diferencias en concepto. Es decir, si lo vemos más de cerca, muchas veces confundimos el asunto de la fidelidad (Según la RAE: Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.) con el de la monogamia (Según la RAE: Régimen familiar que veda la pluralidad de esposas.). Lo cierto es que estos dos conceptos se confunden frecuentemente pero, más allá de las confusiones, es importante decir que ni la monogamia, ni la fidelidad son biológicas.

Pero el ser humano ha evolucionado inteligente y consciente de sus afectos y su propia existencia. Este hecho por sí mismo ha permitido que nos movamos, como especie, hacia la creación de sistemas sociales, psicológicos y económicos mucho más complejos que aquellos formados por otras especies. Estos sistemas requieren de ciertas normas para su funcionamiento, una suerte de “reglas del juego” para que todo funcione moderadamente bien. Es decir, estos sistemas, además de ir más allá de nuestra biología, también está basado en distintas suposiciones sin las cuales el sistema pierde estabilidad. Una de esas suposiciones es que las personas forman parejas que tienen una larga duración y con quienes mantienen relaciones afectivas y sexuales que dan como resultado más personas (hijos) que perpetúan el sistema y lo mantienen vivo.

Este sistema es un invento humano. Lo único validado por la biología dentro de ese sistema es el hecho de que la gente tiene hijos para perpetuar la especie (nótese que lo que se debía perpetuar es la especie, no el sistema social o económico).

En ese sentido, el ser humano no necesariamente está programado para mantener una sola pareja, pero nuestra psicología y nuestra cultura permite que varios seres humanos sí puedan llevar relaciones con una sola pareja durante largos períodos de tiempo.

Ahora bien, la monogamia sí es posible y muchos seres humanos son perfectamente capaces de practicarla. El concepto de fidelidad, por otro lado, es más complejo, especialmente para la gente gay. Paso a explicar:

Ser monógamo significa tener una sola pareja, pero ser fiel significa cumplir un trato hecho por las partes, lo cual me hace apuntar hacia el hecho de que las parejas heterosexuales tienen supuestos creados socialmente, de los cuales parten. Una vez se unen, los heterosexuales occidentales suponen y esperan que su pareja no mantendrá relaciones de pareja con otras personas, muchas veces “hasta que la muerte los separe”. Pero muchos homosexuales no tienen eso.

Recordemos que las relaciones homosexuales no son una copia de las relaciones heterosexuales. Así que no están socialmente reguladas de la misma manera en la mente colectiva de la humanidad. Las parejas homosexuales deben sentarse y hacer acuerdos sobre cómo será su relación y qué esperan el uno del otro. Si soy homosexual y no le digo a mi pareja lo que espero, ¿Cómo quiero que lo cumpla?

Existen parejas cuyo acuerdo implica que pueden tener sexo con otras personas siempre y cuando no se den enamoramientos fuera de la pareja. En este caso, tener sexo con gente fuera del matrimonio no implica monogamia, pero sí implica fidelidad. ¿Me explico?

El truco está en sentarse a hablarlo, un error muy común que he encontrado en las parejas homosexuales es que no llegan a un acuerdo sobre cuáles son las reglas del juego para ellos. Y sin reglas claras, no pueden acusarse de “hacer trampa”.

Aunque no todos, mucha gente SÍ PUEDE SER MONÓGAMA Y FIEL, pero deben hacer acuerdos primero.

--------------------------------------------------------------------------------

sábado, 9 de enero de 2010

Lealtad vs. Fidelidad [gay]


Parece que todavía sigo teniendo puntos de referencia muy "straight." Y no me escapo de las críticas, que resultan ser aclaraciones. Pero confieso que no estoy muy claro.
Por ejemplo, conocí una pareja de dos varones que mantienen una relación "abierta" -- según el concepto heterosexual se refiere a que cada uno anda con quien quiere. Mi comentario fue que prefería la práctica de la "fidelidad," entendiéndola como que no cabe nadie más en ese binomio.
Para mi sorpresa se me explicó que en las parejas homosexuales por el hecho de ser tales se permite el "gozar del sexo con otros hombres", pero lo que importa es la "lealtad."
Me fuí al diccionario y encontré que la definición de "fidelidad" incluye "adherencia al contrato de matrimonio... adherencia a las reglas. Y, curiosamente, aparece como sinónimo de "lealtad."
Pero, por si las moscas, busqué la definición de "lealtad," y encontré : fidelidad, sentimiento de pertenencia....
¿Será que para las parejas gay todo esto tiene, en realidad, otro significado?
Me gustaría leer opiniones, porque tengo que admitir que parece ser una cosa lo que está escrito y otra lo que determina la sub-cultura.

viernes, 8 de enero de 2010

-39-

También recordó un comentario que una vez le escuchó a su terapeuta cuando se refirió a un viaje que hizo a Quito.

El doctor relató que entró en una iglesia en la parte antigua de la ciudad y quedó apantallado con la revestidura de pan de oro de toda la iglesia y de todos los altares que estaban colocados a cada lado de la nave principal.

Parece que el terapeuta quedó impactado al ver a una indiecita descalza, cargando una bebé, llorando mientras hacía alguna petición a una imagen de alguna versión de la Virgen María. Y añadió que le provocaba arrancar un pedazo de oro ya fuera del ropaje de la estatua o del altar para dárselo a la representante de la miseria humana para que lo vendiera y pudiera salir de su apuro. Porque vió un sacerdote pasar cerca y hacerse la vista gorda.

De manera que el joven decidió no regresar al Vaticano a menos que tuviera que llevar a alguien como guía turístico improvisado. El resto de las visitas a otros centros de atracción extranjera tendría que esperar.

Pero sí se llevó un chasco cuando caminando del Vaticano hacia Castel Sant' Angelo alguien le susurró finocchio al pasar a su lado.

jueves, 7 de enero de 2010

-38-

Durante los primeros meses se mantuvo bastante ocupado con sus clases tanto de italiano como de la especialidad que había decidido aprender. Y no le quedaba mucho tiempo para hacer turismo.

Como deber cultural un domingo se fue a San Pietro, donde coincidió con una misa ante la cual no se concentró mucho por estar mirando a su alrededor. Y como nunca había sido muy religioso, a pesar de haber sido llevado por su abuela a varias procesiones en Panamá, rezando durante el trayecto y doliéndole los pies al caminar sobre las calles adoquinadas del Casco Viejo, se sintió muy ambivalente en la majestuosa catedral capital del mundo católico.

La opulencia en oro y mármol que adornaba el recinto le hizo recordar al curita de su parroquia, que no lograba recoger suficiente dinero para ayudar a alimentar a los pobres que llegaban todos los sábados a buscar alguna limosna, ya fuera en dinero o en especies. Claro, los miembros de la parroquia eran todos pobres, pero cuando llegaba la colecta anual de la campaña arquidiocesana todo iba a un fondo común, una parte iba para Roma y no parecía quedar casi nada para quienes habían donado con fervor y sacrificios.

Al final concluyó que toda la burocracia eclesiástica era como una gran Asamblea Nacional, en la cual los altos funcionarios reciben los mayores beneficios y la parte baja del embudo se distribuía entre muchos con mucho menos.

miércoles, 6 de enero de 2010

-37-

Si bien era cierto que había una gran escasez de personal de enfermería en Italia, también era cierto que no era asunto de llegar y quedar empleado. Las exigencias eran bastante estrictas, y las mejores oportunidades las tenían aquellos que tenían alguna especialidad más allá de sus conocimientos básicos de la profesión.

Además, aquello de aprender únicamente el italiano para conversación no fue nada realista, y el muchacho tuvo que añadir un programa para alfabetizarse en el idioma.

De manera que, al final de los tres meses se sintió lo suficientemente preparado como para tomar un curso de preparación para el parto. Y, para variar, resultó ser el único varón en el mismo, lo cual lo puso en apuros porque su carisma y buena presencia lo hacían sumamente atractivo. Aunque, lo salvaba su corta edad ya que parecía que las compañeras preferían conquistas de aparente mayor experiencia.

Y, al revés de la moneda, sí era motivo de aproximación para compañeros de hospital en el cual estaba tomando el curso. Pero no le prestaba mayor atención al casi asedio porque consideró que necesitaba enfrascarse de lleno en sus actividades de aprendizaje profesional. Además, quería probarse que podía mantenerse fiel a su patrocinador.

martes, 5 de enero de 2010

-36-

Aldo no trabajaba en un hospital romano sino en una organización internacional. Esto lo convertía, básicamente, en un médico viajero, trasladándose de un país a otro dependiendo de la emergencia que surgiera.

Lo anterior no hubiera tenido ninguna importancia salvo la posibilidad de pasar largos lapsos fuera de Italia, dejando al muchacho solo durante su período de adaptación. Pero éste decidió que le convendría para ponerse las pilas.

Mas, el tema sí le ocupaba algo de tiempo porque su idea de una vida en pareja era bastante tradicional, especialmente con la presencia constante de ambos, y no le agradaba la idea de quedarse solo por mucho tiempo. En su interior, alentaba la esperanza de que Aldo cambiase a un trabajo con base en Roma.

Logró matricularse en una serie de clases privadas con énfasis en hablar italiano más que escribirlo y leerlo. Pensaba que había suficiente similitud con el español para hacerlo de esta manera. Y se mantuvo alrededor de tres meses en un plan de clases diarias con el domingo libre.
Aldo estaba en algún lugar de América en un plan de tres meses, también. De manera que no había más remedio que hablar el idioma nativo y cero español porque aún no había podido conocer hispanoparlantes. Resultado final: aprendió a manejarse analfabetamente en italiano con suma rapidez.

Además, aprovechó para ver qué tipo de hospitales había en la ciudad para luego regresar a ofrecer sus servicios una vez que Aldo regresara al país.

lunes, 4 de enero de 2010

-35-

Esta había sido la primera separación de su patria, y su actitud relativamente sin importar y su aparente independencia emocional de sus familiares, amistades y tierra encerraban una verdadera separación.

Al despertar luego de un sueño muy largo empezó a sentir un vacío en su pecho y escenas de su vida en Panamá empezaron a proyectarse en su frente como una pantalla pero con los ojos cerrados. Y decidió rendirse ante sus sentimientos.

Se refugió en el inmenso baño, el cual le recordó uno similar en un hospital, especialmente por las baldosas, blancas, que recubrían todas las paredes. Y mientras se sentó en el excusado se soltó. Empezaron a salir lágrimas de lugares donde jamás pensó que se producían.

El ataque de llanto demoró un buen rato porque cuando pasó cayó en cuenta de su estado de deshidratación, lo cual lo hizo correr a la pluma de agua. Unas horas más tarde sufrió diarrea debido a que su estómago no estaba preparado para el agua romana, aún.

Le había escuchado a su terapeuta que era buena idea ponerle un alto violento a ataques de tristeza, lo cual hizo frente al espejo del baño mientras se dió una fuerte cachetada en la mejilla derecha y se dijo, en voz audible: -"¡Para... no más llanto y sigue adelante!"

Después de eso se sintió listo para encarar su nueva etapa de vida.