jueves, 28 de enero de 2010

-53-

Soñó que estaba en el recinto vacío con la estatua del David. Y, mientras la contemplaba, el gigante, ya no como estatua, se le acercó y lo cubrió con un abrazo más fraternal que sexual que le hizo sentir el calor al salir del Arno.

¿Qué significaba que una estatua viva de cientos de años le hubiese regresado tibieza a su vida?
-"Lástima que el Doc no esté aquí" - pensó. "A él le fascinaba buscarle la quinta pata al gato."

Pensó escribirle a su ex-terapeuta, pero recordó que se fue a Italia sin despedirse y se le bajó el entusiasmo. -"Aunque con su paciencia no debería haber problemas si le escribo." Y engavetó el proyecto para más adelante. Sabía que én algún momento haría el contacto.

"Cuando el proceso terapéutico es adecuado siempre queda una puerta que puede abrirse"- recordó que alguien había comentado.

No hay comentarios: