sábado, 30 de enero de 2010

Síndrome de Achicharramiento -- "Burn-out"


En días pasados tuve la oportunidad de leer un comentario bastante personal de Álvaro en su blog "http://www.alserdistinto.blogspot.com/". En el mismo aparecen señales muy importantes de lo que yo denominé hace años Síndrome de Achicharramiento, y que los gringos llaman "burn-out" o quemarse.

Creo que en el fondo todos los que estamos, o estuvimos, en profesiones de ayuda personal, tendemos a tener un ideal tal vez basándonos en la idea profunda de ser capaces de solucionar todos los problemas de la humanidad. Nos creemos super-héroes, aunque no lo digamos....

Y nos metemos de cabeza en la batalla.

Pero, de repente, sentimos que la lucha no vale la pena.... "nada cambia...." "mejor hago algo que me gusta más....." Y, luego de un tiempo, aparece o una furia que se enciende y se apaga, una tristeza que va y viene y un cuestionarse contínuo.

Lo sentí cuando dirigí APACSIDA, la punta de lanza en la batalla contra la discrimación contra las personas viviendo con el VIH en Panamá. Y después de cinco años tuve que tranferirle las riendas a otra persona.... ¿Qué quedó? En principio, un mal recuerdo. Porque después del achicharramiento queda el olor a quemado.

De manera que, cuando estemos inmersos en lo que creemos que es una cruzada, sugiero recordar que Superman solamente existe en las cómicas y en el cine. Y hay que buscar una actividad paralela que no tenga nada que ver con la profesión y gozarla al máximo.

NB: Superman cortesía de internet

2 comentarios:

Alvaro Gómez Prado dijo...

Así mismo es. Por lo pronto me voy de vacaciones y luego que vuelva haré lo que pueda sin tratar de salvar al mundo (sí, claro). Todos sabemos que aquello de querer cambiar al mundo es constante y, por lo tanto, sentirse achicharrado es cíclico.

Un abrazo y gracias por escribir.

Anónimo dijo...

Achicharrados están muchos pero no por su amor a la profesión. Ahora si se puede llegar a un trastorno mental si nuestras expectativas van más allá de la realidad y entonces es mejor buscar ayuda. Yo le recomendaría una terapia de abrazo con el doctor Alex y luego sino resulta electro chock en el Hospital Nicolas Solano.Es lo último en avance psiquiatrico.

Buena suerte, la va a necesitar.