martes, 2 de marzo de 2010

Poniéndome al día... tecnológicamente


Ando como chiquillo con juguete nuevo, porque me acaban de regalar una mini-laptop o algo así. Me va a permitir comunicarme por internet desde cualquier parte del mundo.... en principio... si hay electricidad y conexiones adecuadas.

Por lo pronto, me la llevé al Parque Omar y me conecté a algo que andaba por el aire y estoy escribiendo esta entrada rodeado de verde, chiquillos saboreando sus últimos días de vacaciones y mi nietecito listo para comerse un raspado gluten-free: solamente el hielo.

Recuerdo que hace años le tenía terror a las computadoras, y cuando Akim tuvo la primera en casa tenía temor de borrar todo con apretar la tecla errada.... y creo que me pasó.... Ahora ya me siento todo un experto...

Espero poder enviar una serie de reportes sobre Kathmandú, como hice en Los Angeles, Belo Horizonte, Cancún y no sé dónde más. Por lo menos no tendré que buscar un internet café y pagar por el asunto.

De paso, hoy la niñera de mi nieto me preguntó si tenía 70 años.... le dije que no y me dijo que los parecía... Bueno, no importa estar medio vétero si aún puedo adaptarme a la nueva tecnología... Creo...!
N.B.: Foto cortesía de mi madre....

1 comentario:

Anónimo dijo...

El miedo a la tecnología aun no lo supero y tampoco soy un experto pero me ha permitido hacer cosas como meter la cuchara donde no me llaman. Bueno puede ser una bondad o una maldición. Con la tecnología se puede obtener conocimientos sobre el tema que mas nos interesa, opinar sin miedo de equivocarme y recibir un balde de agua fría (peor es nada) incluso hasta recibir un gran abrazo de un excelente ser humano.

omega