lunes, 8 de febrero de 2010

-60-

-"Doc, me da una vergüenza inmensa, pero lo cierto es que desarrollé una adicción al sexo y no sé cómo dejarla. Creo que si regreso a Panamá se me quitará."

-"Explícame más."-"No puedo dejar de visitar el Monte Caprino. Y lo malo es que voy de noche y me está influyendo en mi rendimiento. Regreso tarde, cansado y me voy al trabajo con sueño."-

"Bueno, recuerdo que en Panamá tenías un comportamiento bastante parecido pero no te dañó tu responsbilidad estudiantil."-"¿Será que como estoy más viejo tengo menos resistencia?"-

"No vamos a tener tiempo para meterle cabeza a todo esto. Y creo que deberías ver algún colega aquí en psicoterapia para que te ayude a decidir."-"Y ojalá no tengas el VIH, que es la novedad ahora."El muchacho se quedó callado y no contestó. El Doc prefirió no continuar el tema y continuaron con cosas generales que les tomó un par de horas.

-"¿Le puedo escribir, Doc?"

-"Dicen que hay algo que se llama inter algo, pero mi apartado es el mismo. Pero recuerda que no eres mi paciente. Te daré mi opinión como amigo y ojalá pudiera poner como condición que recibas ayuda terapéutica aquí."

-"Doc ¿me da mi abrazo de oso de despedida como en las terapias de grupo?"

-"Yo siempre me despido con un abrazo de oso, con o sin terapia." Y le dió el famoso abrazo que hizo que el muchacho se sintiera protegido.-"Ciao, Doc. Y como dicen aquí": Ti voglio bene."-

"Anche io" -