miércoles, 10 de marzo de 2010

Confirmando las enseñanzas


En el transcurso de los últimos años, especialmente el último, he podido llegar a una conclusión que tiene valor clínico, longitudinal.

Siempre tuve mis puntos de vistas muy "cuadrados" sobre el tema de orientación sexual y su desarrollo, especialmente en el aspecto social.

El enfoque en el fondo siempre era que la persona tenía que aceptarse como tal y luego evaluar las variables que la caracerterizaban.

También estuve pendiente del gran riesgo de depresión y, por lo tanto, fragilidad ante las realidades de la vida en lo que antes se llamaba simplemente "homosexual...."

Hoy día he descubierto que no estaba equivocado. Pero la empatía que tenía y que me permitía "ponerme en los zapatos" de mis pacientes no era suficiente para vivir lo que mis pacientes vivían.

El rechazo a partir de las personas menos esperadas, y la tolerancia y aún aceptación de personas inesperadas lanza a la persona a un difícil torbellino del cual hay que salir haciendo gala de la famosa inteligencia emocional..... Y más fácil es decirlo que hacerlo.

Y la edad no ayuda mucho, porque entre más viejo más afincadas las costumbres. Pero.... aunque muchas construcciones modernas se derrumbaron en Chile, algunas viejas se mantuvieron.....

N.B.: La foto es cortesía de mi cámara en un pequeño museo privado, que espero no se venga abajo si tiembla en Ciudad de Panamá.