martes, 31 de agosto de 2010

El precio de una nota...


                        El precio de una nota


Tengo una amistad que trabaja en una universidad privada, y me contó una experiencia que me ha resultado familiar.
Un alumno lo llamó para preguntarle qué calificación le había puesto al terminar el curso. Se le respondió que “como no trabajaste mucho te puse 71.” Tengo entendido que es pasar raspando.
¿De qué manera puedo subir mi nota?
¿No eres panameño, verdad? - le preguntó el profesor.
No, pero sí soy el más bonito del salón - añadió el joven.
Bueno, mejor confórmate con el 71 y ten cuidado de que no te la baje a 61, 51 o menos.
Por lo general se piensa que los profesores son los que hacen las propuestas de “cambio de nota.” Vemos que no siempre es así.