sábado, 3 de diciembre de 2011

Discrimination behind fear / La discriminación encubre el miedo

I watched Anderson Cooper's 360° program on CNN. A day after the conmemoration of AIDS World Day he announced that a 13 years old student was not allowed to register in Milton Herschey School.  The "official" excuse: He carries the HIV virus and, therefore, is a health threat to the [school] community.
The American with Disabilities Act included HIV/AIDS among the ailments protected.  The school seems to be going completely against this act.
An interesting point:  Most people with HIV/AIDS in the US are under retroviral treatment, which reduces the transmission rate to close to 3%, according to Cooper during unprotected sex -- 97% chances of no transmision to a non-infected partner.
It seems to me that all the above just points to the ingrained fear many well-educated people, apparently including the physicians who were consulted by the school before reaching their now famous conclusion.  I am convinced that there is still much work to be done in our communities, at all levels, to erase the shadow of death by HIV.
To conclude, discrimination comes in many shades.  Even in a leading society such as the U.S.

ESPAÑOL
Anoche ví el programa de Anderson Cooper, 360°, en CNN.  Esto fue un día después del la conmemoración del Día Mundial del SIDA.  Anderson anunció que la Milton Herschey School había negado la matrícula de un joven de 13 años infectado por el VIH.  La excusa "oficial": Al portar el virus del VIH el muchacho se convierte en un peligro de salud [pública] comunitaria-escolar.
Hay una ley muy importante en los Estados Unidos -- American with Disabilities Act -- incluyó el VIH/SIDA entre las enfermedades protegidas.  La escuela dictaminó totalmente en contra de esta orden federal.
Para empeorar las cosas, la mayoría de la gente viviendo con el VIH/SIDA en los Estados Unidos está en tratamiento anti-retroviral, el cual disminuye la rata de transmisión a 3% durante sexo sin protección, de acuerdo con Cooper -- 97% posibilidades de no transmitir la infección.
Me parece que todo lo anterior ilustra el miedo quasi visceral entre muchas personas educadas, aparentemente incluyendo hasta los médicos que fueron consultados por la escuela antes de dar su veredicto.  Yo estoy convencido de que aún queda mucho que hacer en todos los niveles de nuestras comunidades para quitar el velo de muerte por el VIH.
En conclusión, la discriminación viene bajo muchas formas.