domingo, 21 de agosto de 2016

#CHUPAELPERRO -- Comentario

     Tengo que admitir que cuando veo a mis nietos pegados a su computadora escuchando a algún adulto comentando sobre cosas que yo no entiendo tiendo a preocuparme.  Generalmente concluyo, erróneamente, que no están recibiendo la mejor información.  Bueno, en ocasiones me he encontrado que el vocabulario es más subido de tono del que estoy acostumbrado.
     Mi nieto Diego me acompañó a la Feria del Libro de Panamá, 2016, y me llamó la atención cuando me pidió que le comprara un libro intitulado #CHUPAELPERRO, de Germán Garmendia.  A Dieguito le gusta leer, por lo cual no dudé en compráraselo.  Revisé la carátula y me pareció que la cara del autor me resultaba conocida.  El niño me aclaró que era un muchacho, casi señor, chileno, que tiene un programa de videos en Youtube... Decidí que leería el libro.
     Señores, este autor es un genio en conquistar una audiencia lectora.  Su producto es un libro que yo catalogaría de auto ayuda, que puede ser de valor tanto para un púber como Dieguito como para un abuelo de más de 70 años, como yo.
     El lenguaje utilizado es moderno, no soez, ubicado en el vocabulario que mayormente entiende la gente joven que sabe utilizar la tecnología actual.  Pero hasta yo logré entender las recomendaciones, que se hacen a través de un monólogo dirigido al lector.  Algunos títulos de temas pueden escandalizar: "Fúgate con tu novi@", por ejemplo.  Aunque la mayoría es motivadora -- no que escaparse no lo sea... "Piensa en el futuro" me pareció muy apropiado, especialmente cuando le dicen a uno que hay que centrarse en el día a día. Hasta los viejos tenemos un futuro, si nos lo permitimos.
     Lo único que me dejó algo inquieto fue la utilización de la famosa arroba ... @.  Yo aún me rijo por los dictámenes de la Real Academia Española de... y no entro por la equidad en la escritura.  Pero eso es tema de otro costal...
    Y sí, hasta los viejos tenemos que acostumbrarnos a las pérdidas.  De acuerdo con Germán o, siguiendo un Germansejo, cuando alguien se me va no me quedará más que decirme CHUPAELPERRO y pa'lante.

1 comentario:

Omega dijo...

El nombre me suena como lenguaje venezolano. Ya con eso es desagradable.